Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2021/08/22 23:55:00 GMT+2

Felices siestas

Poco antes de inaugurar mis vacaciones he leído un breve ensayo de Miguel Ángel Hernández titulado "El don de la siesta. Notas sobre el cuerpo, la casa y el tiempo." La ley del mínimo esfuerzo me lleva a dejarlo ahí sin mucho más que añadir. Feliz vaguedad en tres, dos, uno.

(Foto)copio en todo caso un párrafo de su autor en un artículo de revista, que fue lo que me animó a merendarme el librito. Da qué pensar. Y es este...

argumento

Salud y descansillos.

Escrito por: pakua.2021/08/22 23:55:00 GMT+2
Etiquetas: ugrafiando pereza 2021odlqs siesta sentido trabajo | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

2021/08/15 23:55:00 GMT+2

Guía y lumbre

A caballo de los dos siglos (1992-2006) en la calle Praga en el barri del Guinardó, relinchó un bar musical de nombre Badlands y de apellido Bar S.L. Sin trampa ni cartón disfrutamos de la música con la excusa de las copas, y viceversa.

Cada jueves, desde noviembre de 1992 a diciembre de 1997, recuperando una costumbre del anterior dueño de la licencia, ofrecíamos sesiones monográficas donde poder escuchar, disfrutar, descubrir y departir, siendo la clave un artista o una banda o un tema en concreto. Desde 1998 las sesiones especiales ya no serían semanales y pasaron a ser los viernes o los sábados. Hasta finales del año 2000 rifábamos durante las sesiones algunas artesanales -handmade- cintas de casete y de 2001 a 2006 lo mismo ya en cedés.

En total fueron bastante más de 400 noches temáticas y casi 400 antologías musicales. Nuestros 400 golpes, podríamos decir. JCBadlands, mi blues -y no solo blues- brother, fue el responsable de la gran mayoría de ellas. Y yo de unas pocas, básicamente las últimas.

Desde hace unos años, exactamente desde que se cumplieron 25 del primer monográfico, en 2017, hasta ahora, me ha dado por 'recopilar' en la plataforma de Spotify esas selecciones. Ahí están, accesibles de momento, más de 180 listas -playlists, en la jerga. También pueden verse los enlaces y las portadas de las antologías en el facebook de Badlands Bcn.

Hoy he disfrutado especialmente montando una más. Este agosto se cumplen 25 años de aquel agosto de 1996 en que mi hermano me cedió los platos para un monográfico por primera vez en mi pinche vida. Fue en la tercera de las sesiones que dedicamos al pop-rock ibérico -de alguna forma teníamos que llamar a las músicas que pinchábamos que no venían embutidas del extranjero.

Se trataba ese agosto de 4 casetes distintos, con 8 caras, y por tanto, cada una de esas 8 pequeñas listas tenía su coherencia interna. Al montar la lista única en Spotify eso se pierde un poco, pero aun así se intuye. El orden de los factores afecta al producto, aunque no lo altere demasiado. De hecho puede escucharse todo en orden aleatorio.

De los 75 tracks de aquellas 8 caras, 58 están en Spotify. Es decir, más de tres cuartas partes, lo cual no es poco. Os invito a viajar por todo ese mundo de bandas, riffs, temazos, éxitos...

La música tiene un poder evocador que seguramente no superan muchas artes. Una canción de los Gabinete, que no es precisamente la que salió escogida, me viene a la mente... "La fuerza de la costumbre es mi guía y mi lumbre". Pues eso. Música para repartir. O compartir, incluso. Ahí están.

La portada del casete rifado era una viñeta de Francisco Ibañez sobre fondo amarillo chillón.

¿Marcando estilo? Seguramente no, que no hay que juzgar un libro por la portada, ni una playlist por su icono...

Escrito por: pakua.2021/08/15 23:55:00 GMT+2
Etiquetas: spotify música playlists badlands público ibéricos adicciones antologías títulos rock blues trabajo | Permalink | Comentarios (2) | Referencias (0)

2021/08/08 23:56:00 GMT+2

Un cuadro francés

"Los únicos enemigos de un pintor son sus cuadros malos". La frase me ha gustado: está al final del guión de un largometraje de Jacques Rivette de 1991, hace 30 años, aunque yo lo he visto hoy mismo. El argumento se basa en Le Chef-d'œuvre inconnu de Balzac.

La noticia del día tiene que ver un poco también con París. El rumor de que Messi fichará por el PSG. Posiblemente Saint Germessi en dos patadas.

En el film brilla Jane Birkin, que mucho más tiempo atrás, en mi adolescencia, se me aparecía en medio de una canción de Tequila.

Los cuadros de "La belle noiseuse" resulta que son de un tal Bernard Dufour. Y especialmente uno, uno de los malos, siguiendo el guión, es este

bdufour

A veces es todo simple. Ni del todo figurativo ni del todo abstracto.

Un film, una imagen, una casualidad. Y un gran favor, alguna canción.

 

Escrito por: pakua.2021/08/08 23:56:00 GMT+2
Etiquetas: música francia tequila cine 2021odlqs breve pintura recuerdos | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

2021/08/01 23:10:00 GMT+2

El Puntavuí

Se han cumplido diez años de la fusión de las dos cabeceras históricas de la prensa en catalán. El Punt y Avui se convirtieron en una sola, El Punt Avui, en el verano de 2011. Seguramente tuvo su peso la deuda, la anterior compra de una de las dos por parte de los propietarios de la otra, y que pocos meses antes aparecía también en papel el Diari Ara, que ya de entrada absorvió buena parte de clientes y lectoras.

Fue una fusión un pelín pegote, en el sentido de que desde entonces, y han pasado diez años, no han ideado ni siquiera un nuevo tercer logo. Los dos logos previos a la fusión son los mismos, solamente que desde entonces aparecen pegados. Cosas del minifundio y de la señalética del seny propiamente dicha. Asunto aparte es que el proceso de fusión ha llevado a cinco EREs, cinco, desde entonces. Pese a todo, milagrosa o/y subvencionadamente, aguantan.

Tuve bastante simpatía a finales de los noventa por el Punt (entonces solo publicado desde Girona) y durante un año, el primero en que tuvieron edición barcelonesa, me hice suscriptor de su edición en papel, en tiempos en que aquello de edición digital sonaba moderno. En tiempos del grupo patera, dicho sea de paso.

Ha llovido mucho. Diez años.

Se conmemoraba este sábado con un suplemento/separata que también se puede consultar online.
"10 anys +". Se trata de 10 entrevistas dobles, previsiblemente, el resultado es un diálogo con ellos mismos, en todos los sentidos. Así encontramos, a pares, personas escritoras, cocineras, periodistas, honorables, historiadores, faranduleras, cantantes, y hasta dos 'català de l'any', de 2014 y 2015 concretamente.

Es útil para hacerse una idea del mantra que de un tiempo a esta parte copa la prensa formal o/y subvencionadamente catalanista. "Debaten", entre comillas lo de debaten, diez parejas, básicamente engarzadas entre ellas y ellos por motivos profesionales. Invito a quien quiera dar un vistazo a clicar en los enlaces. Como digo, al menos de entrada, no son de pago. Estaría feo tratándose de una celebración.

De las 10 charlas me interesaba realmente solamente una, la de Òscar Camps y Lucía Caram. Si tuviera el músculo que tiene el compatero Iturri para las traducciones, igual me ponía a ello, por compartir, ya digo, pero realmente el traductor de Google empieza a ser suficientemente fiable al menos a grosso modo. Si queréis leerla, es clicando aquí

No quiero dejar de mencionar una bonita historia que quedó en proyecto. Diari Jornada fue una experiencia de periodismo de izquierdas en 2018. Tenían calidad y alcance, pues se editaban también desde el Pais Valencià y desde Balears. Intentaban publicarse a diario en papel pero no pasaron de la fase de hacerlo semanalmente. No encontraron, se ve, ni clientes ni subvenciones. Es lo que tiene el querer vender prensa desde posiciones radicalmente de izquierda. Es difícil. Venderla, digo. Hacerse, por suerte, y tras la senda de maestros como Javier Ortiz, se sigue haciendo. Pero con cabecera propia, en los kioskos con periodicidad de diario no hay nada, tristemente.

Volviendo a El Punt Avui... ¿en inglés sonaría The point today, o quizás, más internauta, The dot today?

Escrito por: pakua.2021/08/01 23:10:00 GMT+2
Etiquetas: periodismo diarijornada elpuntavui catalunya català ara 2021odlqs portadas prensa | Permalink | Comentarios (1) | Referencias (0)

2021/07/25 23:30:00 GMT+2

El medallero me da igual

Finalmente han comenzado los primeros juegos olímpicos postpandémicos. Más rápido, más alto y más fuerte... Ese lema ideado por el barón de Coubertain para los de Atenas de 1896, en latín es "Citius, altius, fortius". En serias comisiones se ha decidido añadirle la palabra "communitae" (o "communiter" o "communis" en otras traducciones del 'together' en esta ocasión). Y bien, juntos, ya, pero más solos y solas que nunca, al no tener espectadores en las gradas y al ser todo un evento televisado, transmitido por más medios que nunca pero con menos aplausos que nunca, también.

De un tiempo a esta parte eso del espíritu olímpico es otra cosa. Hace ya 5 años escribí sobre 'Los juegos de mi infancia' en otro blog. Lo engancho ahora aquí y rememoro mi nostalgia.

Hace 40 veranos los juegos olímpicos fueron en Montréal... y en el balcón de casa. Sí, con unas cartulinas pintadas, mi hermano y yo montamos una ceremonia de apertura y otra de clausura. El mecanismo era bien sencillo. Media cartulina tenía forma de copa y hacía de pebetero, con su minimalista logo, una montrealense eme sobre los aros, dibujadito. La otra media cartulina tenía forma de llama de fuego y la rojez necesaria. Eran dos mitades unidas con unas tiras de celo. Aquella antorcha en papel se desplegó mientras la tele retransmitía la apertura y se apagó más o menos con la misma sencillez cuando la clausura.

Aquel verano nos habíamos preparado a fondo. Bolígrafo en mano ante el televisor o ante las páginas del diario deportivo 'Dicen', apuntábamos nombres y apellidos de atletas, gimnastas, nadadores, piragüistas... en fin, lo que fuera... Nombres rarísimos algunos y otros menos, pero de sonoridades digamos que entretenidas. Cuando teníamos bastantes nos poníamos a realizar unas fichas, también de cartulina, con diseños de colores basados en las banderas de sus países. Y sobre cartulinas bien grandes en que habíamos dibujado las pistas de atletismo, las piscinas, etc. poníamos las fichas a competir a golpe de lanzamiento de dados, con una transcripción matemática a segundos, minutos, plusmarcas, etc.

Lo más entretenido era la narración... imitábamos a los comentaristas de entonces, que no eran tan plomizamente nacionalistas como lo de ahora y que hablaban más del deporte que de las nacionalidades de los deportistas. Lo más tremendo era que, al jugar siempre el azar, un desconocido velocista búlgaro igual podía sacarle cinco metros de ventaja al favorito yanqui, o que una nadadora de la RDA casualmente se hacía con el oro a la vez en la prueba de fondo y en la distancia más breve. Las piraguas eran divertidísimas: usábamos palillos de dientes, de los planos de toda la vida, y les pegábamos las fichas de colores y a correr, a base de golpe de dado, por sus calles, dibujadas bien rectas y con decoraciones que hacían el escenario más 'natural'. Que más daba si al final ganaban los japoneses o los holandeses... Lo importante era participar.

Total, que sin internetes ni nuevas tecnologías, con lápices Alpino y rotuladores Carioca, imaginación y paciencia, mi hermano mediano, nacido el año de la olimpiada de México (dos olimpiadas antes) y yo, nacido el año de la de Tokyo (tres antes), pasamos aquel verano haciendo correr, nadar y todo lo demás a un sinfin de personas con nombres y apellidos basados en hechos reales. Nos contemplaba y a veces tiraba también los dados nuestro hermano menor, nacido el año de la olimpiada de Munich (la anterior a Montréal). Llenamos unas cuantas libretas con anotaciones de las semifinales, finales, los registros, los círculos amarillos, grises y marrones de las medallas... Mientras por la radio o la tele hablaban de aquellos históricos... Alberto Juantorena, Nadia Comaneci o Irena Szewinska... a nosotros nos iba resultando otro medallero distinto, pero claro que nos daba igual, lo imaginábamos tan posible como el de las clasificaciones finales, que después pasaron a aquel maravilloso libro de resumen que nos cayó de regalo unos meses después...

montreal76


Entonces las Olimpiadas eran otra cosa.
Claro que, bien mirado, de todo aquello, algo queda. El espíritu ese. Pues eso.

 

Escrito por: pakua.2021/07/25 23:30:00 GMT+2
Etiquetas: deportes nacionanismo ugrafiando 2021odlqs olimpismo | Permalink | Comentarios (2) | Referencias (0)

2021/07/18 23:18:00 GMT+2

Fecha facha

Si bien con el paso de los lustros se va hundiendo en la desmemoria, no hay fecha más señaladamente facha que el dieciochodejulio.

Sigue evocando olores rancios, como de sobaco sudoroso por el sol cociendo meninges en camisas nuevas.

Es una fecha que siempre me ha parecido que se da sin espacios entre sus dieciséis letras: Un dieciochodejulio. Prietas todas ellas, como en otro caso que archivo en mi memoria desde el día en que empecé a cursar tercero de primaria, en septiembre de 1972, si mis cálculos no fallan.

Ese curso lo empezamos bajo la batuta de un profesor ya muy anciano, cuyo rostro debía ser como el de los que salen en la película The Wall de Alan Parker y Pink Floyd. Rostros estirados como macarrones perdiendo el cuello en trajes oscuros, tras monóculos esdrújulos, con decimonónicos métodos de enseñanza y bigotillos de pelusilla. Era un auténtico susto de tipo, daba miedo todo el tiempo, mientras lo que no diera fueran bofetadas. Yo solo recuerdo recibir una (una ostia con todas las letras juntas también) en todo el curso. Otros niños las llevaban semanalmente, así que lo mío era casi de privilegio.

Lo curioso y lo simpático del caso es que nos lo presentaron con su nombre el primer día: Y hasta final de curso, me sonaba igual: Dombasilio. Prietas las letras también. Solamente descubrí que en realidad se llamaba Basilio en su funeral, ya en 1973 o 1974, cuando vi el nombre escrito. Hasta entonces para mi menuda mente Dombasilio era un todo conjunto. Como triceratops o esternocleidomastoideo. Dombasilio tenía su nombre jurásico y sus sopapos eran de bien facha fibra.

Pero claro, delante de la B nunca puede ir una N. No, no. Delante de la B va la M. Por consiguiente, aquel señor del antiguo régimen siempre era Dombasilio. Del tirón.

Si acabé yendo a su funeral fue por una casualidad también. Ya en el curso siguiente, el hombre descansó en paz y alguien pasó por las aulas para reclutar personitas que fuéramos a hacer el paripé a la misa del difunto. Por lotería o por ir elegante ese día fui escogido para lo que, para la media docena de alumnos que allí estuvimos, era mucho más una agradable excursión espontánea que una misión social.

La anécdota acaba en la cripta de la famosa basílica de Gaudí, pues fue allí donde nos llevaron a ver rezar por el ánima del poco animoso profesor, señor y shogun del feudo del aula de los terceros de primaria. Fue aquel día, aunque no recuerde la fecha, la primera vez que vi el templo de la Sagrada Família. A veces pienso también cómo debió impresionarme siendo niño la arquitectura gaudiniana, y recuerdo como si fuera ayer el clic en mi disco duro preadolescente al ver escrito Basilio con B mayúscula. Ah! pues vaya! No era Domba... era Don Ba...etcétera.

Acabo viendo que no he hablado de facciosos y fascismos, sino de mi EGB y de aquel basilisco que era maestro de gramáticas y matemáticas pero no hizo aquello de escribir su nombre en la pizarra. Eso tan típico de las pelis yanquis, vaya, allá tiene su motivo, supongo, en lo complicado que es deletrear según qué nombres. Aquí en la península de los dombasilios confundíamos, en cambio, los dones con los tratamientos. Y no siendo dieciochodejulio, no. A diario durante más de un curso.

Perdóneme, donde usté esté, Dombasilio, pero es que la memoria historicómica también es selectiva.

PS: Otra música menos de Roger Waters y más de Arthur Lee... otro 18 de julio, hace 25 años, servimos estas nada fachas músicas en el Badlands Bar.

Escrito por: pakua.2021/07/18 23:18:00 GMT+2
Etiquetas: miedo letra-n ortografía pink-floyd diferente 2021odlqs alan-parker letras egb gaudí franquismo recuerdos | Permalink | Comentarios (1) | Referencias (0)

2021/07/11 22:50:00 GMT+2

Socialismo omnívoro

A menudo se han hecho elucubraciones sobre las siglas del partido fundado en Barcelona en 1879 por el señor Pablo Iglesias Posse. Una de las más repetidas en los años noventa era la de que ha acabado siendo el Partido Socialista de los Obispos y los Empresarios.

Ya en vida del Excrementísimo antepenúltimo jefe de Estado, en 1974, en Suresnes, González se adueña de la dirección para poco después rechazar el marxismo (con aquel mantra de "somos socialistas antes que marxistas") y en consecuencia abrazar lo contrario: el gran capital. El PSOE pasa a ser un oxímoron, pues de obrero tiene lo que rima con cero.

En paralelo a las ediciones del Windows, cuando el 1.0, en 1985, el PSOE se tornaba bastión de la OTAN; cuando el Windows NT, en 1993, bastón recíproco del pujolismo; con el 2000, lo del desastroso dueto Almunia-Frutos; luego Zapatero nos bailó la ceja del XP al Vista; y ahora Pedro como el maniquí 10 que ha sido desde cuando Obama a esta parte. Todos los errores de sistema se van acumulando. Y en todos los balances el Ibex y la Conferencia Episcopal, con sus joyas bien guardaditas.

La polémica del chuletón la definía un tuit de Jot Down como una "tormenta de vegano". Ya, muy risible. Desde luego el ministro de Consumo se lleva todos los bofetones mediáticos pues no hay medio con posibles para defenderlo en público. La hipocresía es manifiesta: si algo lo recomienda la ONU, la Unesco o la OMS, entonces ese algo es respetado y considerado. Si lo mismo lo recomienda alguien desde Unidas Podemos, puede ser diana de campañas testosterónicas y carpetovetónicas.

Por más que indigne lo evidente, que es cómo recuerda la presunta broma a cuando Aznar se pasaba por el forro las recomendaciones sobre alcohol, y por más que indigne la desfachatez sociata, toca tragar de nuevo y disimular el teatro.

Los del capullo de rosa sobre fondo rojo se lo zampan todo: el voto obrero, el pensionista, el chulapo y el de la rentista del ático. Son omnívoros. Los apoya la banca, el banco, la Casa Blanca y hasta la cruz de Santiago. Es un socialismo con O de omnívoro. Y lo peor es que la alternancia nos llevaría a un gobierno popular carroñero. Vaya negocio tienen y qué poca opción a la carta tenemos.

Pero la reflexión sobre cómo alimentarnos y cómo (des)acostumbrarnos es importante. Al fin y al cabo la nuestra y el resto de las familias animales no son en cierta forma más que especies de tubos digestivos más o menos optimizados. Inicialmente la vida era un bucle de tragar, extraer lo bueno y deshacerse de lo menos bueno. De un paramecio a un gastrónomo lo que ha evolucionado es un matiz doble: el de paladear y el de ser más consciente de los componentes activos de cada alimento.

Saboreamos lo que sabemos preparar de forma sabrosa. De hecho saber y sabor son la misma cosa, etimológicamente hablando. Solamente sabemos lo que hemos probado. Solamente probando llegamos a saber a qué sabe algo.

Encontré muy interesante y recomendable, cuando lo vi hace un par de años, el documental "Empatía" de Ed Antoja. Pese a convencerme en el plano teórico, en el día a día posterior mi práctica siguió siendo carnívora. Pero en fin, también es difícil dejar de fumar.

 

Escrito por: pakua.2021/07/11 22:50:00 GMT+2
Etiquetas: chorizos pollos windows politica carne psoe ciencias podemos sentido 2021odlqs | Permalink | Comentarios (2) | Referencias (0)

2021/07/04 23:02:00 GMT+2

Media odisea

Casi sin notarlo ha pasado ya un semestre desde que me propuse, a 1 de enero, escribir y publicar de forma regular. Aquí cada domingo. De manera que he sumado 27 nuevas entradas desde aquella "Odisea en el planeta de Greta" que abría la serie #2021odlqs, 2021 Odisea de lo que sea.

En este semestre he escrito ya más, aquí, que en los nueve años anteriores. Y he comprobado que solamente el reto y el ritmo periódico me empujan con suficiente constancia.

Escribir me gusta, me ha gustado siempre, si bien me preocupa que lo publicado tenga un mínimo interés. En el caso de hoy es muy mínimo, pues es una simple reflexión a medio camino del año completo. Hay cienes, como cientos, de temas más interesantes que mis costumbres o mis intenciones. De hecho, ahora que publico semanalmente en Voces Amigas, se me ocurren al menos media docena cada semana. Finalmente llega el domingo y he de decidirme por alguno. Esta vez es ugrafiando, que es gerundio, además de hashtag univalvo o algo así.

Ha pasado medio año y he escrito casi a diario en el modo heptablogging: en mi blog en Blogger los viernes, en mi blog en Wordpress los sábados, aquí los domingos, en Instagram los lunes y en FilmAffinity los martes. Los miércoles y los jueves son los que, un poco, se me han deshilachado hacia abril o mayo, pero esa es otra historia. De hecho si me quedo en pentablogging finalmente, manteniendo cinco de las siete citas semanales, tampoco lo tomaría como una retirada.

Algo que sí me planteo también hace tiempo es cambiar la imagen de cabecera de estas Ugrafías. Por lo mismo que a veces se necesita una mano de pintura. Se aceptan propuestas. Especialmente apaisadas, para que encaje.

Puedo prometer y prometo nuevas ocurrencias ugrafísticas.

Como decía Ramón Gómez de la Serna... "-Frente al "yo" y el "superyó" está el "qué sé yo"."

Saludos y gracias por leer hasta aquí, también. Y hasta el próximo domingo, de entrada.

 

Escrito por: pakua.2021/07/04 23:02:00 GMT+2
Etiquetas: ugrafiando hashtags heptablogging 2021odlqs greguerias sentido | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

2021/06/27 23:23:00 GMT+2

Lo público

Esta semana he visto una película cuyo título es el de esta entrada. "The public", en inglés. Casi nunca es exacta la traducción de un título, pues se pierde parte del sentido siempre, por gramática o por su falta. En el caso de esta película, estrenada en 2018 en los EEUU, el título implica una elipsis: Se refiere a La (biblioteca) pública. A la de Cincinnati. Podría referirse a cualquier gran edificio con funciones de biblioteca pública, pero en la elección pesó el hecho de que es una ciudad ligada a su director y que el frío polar allí es serio y hasta mortal para algunos 'homeless'. Al traducir el título para su difusión en países de habla hispana, se ha optado por hacer otra elipsis, haciendo a la vez elipsis del original. Así aquí el film se llama "La biblioteca". Se refiere a La biblioteca (pública).

Me ha gustado. Supongo que estaba predispuesto a ello. Simpatizo de la familia del director/protagonista. Se trata de Emilio Estevez, hijo del mítico Martin Sheen, el de Badlands (de hecho de sus cuatro hijos, actores todos, unos han escogido su apellido real y otros el pseudónimo, pero todos son Estevez, por familia originaria de Galicia.

Emilio Estevez en su juventud estuvo en el reparto de "The breakfast club" (cuya traducción, en ese caso horrorosa, fue "El club de los cinco"), un clásico del cine sobre/para adolescentes. En aquella ocasión también se pasaba más de media peli encerrado en otra biblioteca, la del instituto. Hace un bucle con esta de ahora, décadas después.

El asunto es que, pese a que peca, y con ganas, de buenismo, lo hace de forma transparente, sin disimulo. Es orgullosamente buenista, vaya. El cartel de la película ya muestra que es un guión de personajes. Los 10 principales aparecen con una pila de libros que hace de eje y de muro.

thepub

Trata de hecho de lo que los muros de la biblioteca implican. Protegido por ellos se está a refugio del frío. No es ninguna broma que la idea de refugio climático, como lugar público, se contempla ya con todas sus letras en las redes de bibliotecas públicas.

El detonante de la situación (el incidente, traduciéndolo) es la frontera del horario de apertura. Justamente cuando se cierra, a las seis de la tarde, es cuando más falta les hace a las cinco docenas de 'homeless' que pasan allí el día. Así que la ocupan, a ver. Emilio Estevez decide quedarse a hacer horas extras, confrontado a un fiscal candidato a alcalde que recuerda al García Albiol de Badalona, salvando las diferencias de longitud, más que de latitud.

No estropearé (no haré espoiler, que también decimos) la sorpresa al final del guión, pero el hecho de que en los trailers no se vea es por algo. Los otros personajes secundarios conforman un retrato coral y social bastante simple pero bastante efectivo en tanto transmite el mensaje de que se pueden cambiar las cosas y se puede y se debe luchar contra el virus tremendo que es la combinación del morbo mediático y las noticias falsas.

Las referencias son muy dignas. Desde el momento cumbre con la cita 'on the air' de John Steinback al plafón de Frederick Douglass protegiendo a los okupas, pasando por Cornell West o Chris Hedges, y musicado con la mítica y feliz "I can see clearly now" de Johnny Nash. Traducido, puedo ver claramente ahora: el rapero y aquí sintecho Rhymefest consigue ver más claramente con las gafas del bibliotecario Stuart Goodson (el papel que se reserva Emilio Estevez), pero no solamente él : el público también lo ve más claro. Me recordó, eso del apellido del personaje, Goodson, al buen amigo Guzmán, personaje de Javier Ortiz Estevez. Decía Javier que Guzmán le sonaba a 'Good man', es decir, buen tipo.

Finalmente lo público triunfa por encima de lo trágico.

Y bien, no está editada en DVD, de aquí a dos días la sacan de Filmin, y solo se puede conseguir en Google Play Movies o en Amazon, parece. Pero dejo ahí mi recomendación bibliocinéfila del mes. Publicada aquí, al menos.

 

 

 

 

Escrito por: pakua.2021/06/27 23:23:00 GMT+2
Etiquetas: badlands público cine bibliotecas palabras dicotomías títulos estévez trabajo | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (1)

2021/06/20 21:59:00 GMT+2

Días de música y cine

Todos los días del año son buenos para disfrutar de la música, si bien en el calendario se señalan los "días de..." desde hace bastante tiempo. La costumbre no encuentra freno y me he encontrado con un montón de datos y curiosidades en una punto-com sobre "Eso del día de..."

Volviendo a lo de la música... Mañana es uno de los días de la música. Uno, pues hay varios. El que tiene más solera, azares del destino, es el primero de octubre. Lo instituyó Yehudi Menuhin desde su cargo en la Unesco en 1975. Pero el 21 de junio, solsticio de verano en el hemisferio norte, se considera el Día Europeo de la Música.

En las bibliotecas acostumbramos a preparar exposiciones de selecciones de documentos por distintas causas y una de ellas puede ser el calendario y sus "días especiales de".

Por ello aparté unos cuantas películas que expondremos aparte mañana. No estaban entre las catalogadas como videos musicales o como documentales.

Sencillamente son películas en que la música es esencial. A veces se trata de biopics (Amadeus, sobre Mozart; Bird, sobre Charlie Parker; Camarón sobre el gigante flamenco; Rocketman sobre Elton John...). En otras ocasiones son musicales clásicos (High Society, Cabaret, Guys and Dolls, West Side Story, The Blues Brothers...). Algunas no son en inglés (On connait la chanson, de Resnais; Crossing the Bridge de Fatih Akin; Nadie sabe nada de gatos persas, de Bahman Ghobadi, Concurso, de Milos Forman...). Finalmente hay varios films relacionados con el mundo de la producción musical (A propósito de Llewyn Davis, Begin again, Radio Encubierta o The Wonders).

Todo un potipoti con su propio spoti (puede escucharse aquí)

Feliz día musical y musicado, pues. Y mucha salud en clave de sol.

 

Escrito por: pakua.2021/06/20 21:59:00 GMT+2
Etiquetas: spotify música cine bibliotecas días 2021odlqs | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (1)