Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2019/03/10 21:35:00 GMT+1

Tres días en Madrid

Tres Cantos: Espino

Salimos para Madrid, en coche, el jueves por la mañana. Nos desviamos de nuestra ruta para hacer una parada en Tres Cantos, conocer al editor Jesús Espino y comer con él.

Exetarra

El 7 de marzo leí este artículo de Rocío García en El País. Es del 26 de febrero y cita un par de obras con la violencia política como eje de la temporada actual del Teatro Abadía.

Una de ellas es «José K, torturado", la única obra escrita por Javier. Me quedé de piedra al leer uno de los calificativos sobre Javier Ortiz: «periodista y exetarra».

Dos puntualizaciones importantes sobre este término:

1.- Los vascohablantes no usamos esta palabra, porque el sufijo -rra es un gentilicio y está claro que ETA no es un pueblo. Un miembro de ETA es un etakide, no un etarra.

Comentando la jugada con un amigo que conoce bastante bien la literatura en euskera, me dijo que él únicamente recordaba una mención significativa en euskera. Un poema de Gabriel Aresti ("Josepa Mendizabal Zaldibian") que cantaban Imanol y Oskorri: "etarren amek asko sufritzen dute..." ("las madres de los etaras sufren mucho...").

2.- El propio Ortiz dijo que comenzó a militar políticamente a los 15 años (allá por 1963). En la década de los 70 y comienzos de los 80 estuvo en el Movimiento Comunista. Su antecedente en el País Vasco fue  ETA Berri, surgida en 1966 tras una escisión de ETA. ¿Cuánto tiempo estuvo Ortiz en esa organización? ¿Unos cuantos meses? ¿Eso lo marca como «etarra»? No se lo había escuchado jamás a nadie, francamente. Además, conviene recordar que la primera acción sangrienta fue en junio de 1968 y que aquella organización no es la ETA que ha quedado luego en el imaginario colectivo, porque es precisamente aquella escisión uno de los momentos clave de su historia.

Leyendo todos estos años a Ortiz, el retrato que trazo es el de un notable defensor de los derechos humanos.

Intentaré ponerme en contacto con la periodista que firma la información, porque hasta ahora no ha respondido a mi envido en Twitter.

Nota del 13 de marzo: escribí el lunes a la periodista y ya está resuelto el equívoco, al menos en la edición digital.

8 de marzo

El mediodía teníamos cita en la Plaza de Chamberí con Luis y Silvia y también coincidí, por vez primera físicamente, con otra persona de La Patera (grupo de lectores de esta página surgido en el otoño del 2000): Hugo, parlamentario actualmente en la Asamblea madrileña.

Chamberí feminista

Como espacio de reposo y de cuidados, estaba abierta la casa de cultura del lugar y anduvimos por allí.

A la hora de comer se acercó Juanjo y luego fuimos a la manifestación que salía de Atocha.

Según las cifras facilitadas por la policía, la concentración de personas se duplicó con respecto al año pasado: 170.000 en el 2018, 350.000 este 2019.

Era la primera vez que pasaba este día en Madrid y me topé con mucho colorido y gente de diferentes edades.

Sólo vi una bandera republicana y ninguna rojigualda.

Históricas

Muere Luis Ortiz Alfau

Un tuit de Ander Izagirre me puso sobreaviso: el 8 de marzo falleció a los 102 años este luchador incansable que atendía por Luis Ortiz Alfau. Respetemos y honremos su memoria como se merece.

José K, torturado

Una vuelta al mediodía por Tirso de Molina: visita a la librería Traficantes de Sueños y un café en el bar de la Sala Equis, ambas en la misma calle.

Traficantes de Sueños liburu-denda

Comimos bien acompañados en un restaurante gallego y nos dispusimos a ver al atardecer «José K, torturado» en el Abadía.

Tiempo de Silencio eta José K

Dos hándicaps: uno, no se puede ir bien comido a ver esta obra; dos, teníamos aún en la retina la interpretación de Pedro Casablanc en el montaje anterior.

El actual lo lleva a escena el mismo director (el valenciano Carles Alfaro), pero esta vez con su propia productora (Moma Teatre). Ahora es Iván Hermes quien se enfrenta a este personaje en un monólogo de 70 minutos.

Y Hermes sale con nota del reto. Es trece años menor que Pedro y hace un trabajo más físico, con una pantalla que resalta el primer plano de una cara más amoratada y sudorosa. Hay también algunos otros cambios (por ejemplo, en la parte final), pero básicamente es igual, porque el escenario lo ocupa una urna acristalada del tamaño de una celda en la que el actor permanece sentado y una pantalla en la parte superior enfocada hacia su cara.

Aún estoy procesando lo visto y vivido ayer, pero os recomiendo que la veáis.

Por ejemplo, estará en Donostia en mayo y dentro de unos días se hará pública la fecha y se pondrán las entradas a la venta.

Hiru egun Madrilen, apunte hau euskaraz.

Madrilgo liburu batzuk

Escrito por: iturri.2019/03/10 21:35:00 GMT+1
Etiquetas: josé_k 8m madrid el_país jesús_espino iván_hermes teatro_abadía carles_alfaro luis_ortiz | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

2019/03/03 11:35:00 GMT+1

Lisabö en directo

Anoche estuve en un concierto de Mursego y Lisabö. Primer concierto de estos últimos tras la publicación de Eta edertasunaren lorratzetan biluztu ginen a finales de año.

El Centro Cultural Intxaurrondo tiene un bar en el que estábamos cuando apareció a eso de las diez de la noche Mursego para llevar a las ovejas al redil como ella sabe hacerlo: tarareando juguetona. Iba a comenzar la catarsis.

Maite ofreció un concierto de una hora. ¿Se puede decir que hizo lo de siempre en tono laudatorio? En su caso, creo que sí. Recuerdo dos canciones del disco de Oion: una aprendida a las mujeres árabes de este pueblo alavés y su Zurrumurru, zurrumurru contra los rumores malignos. Tocó un bis, un trap o lo que fuere. Grabé un trozo de Aitatxo, Daddy.

El grupo del Bajo Bidasoa agotó las entradas durante la semana. Hora y media del sexteto formado por tres dúos:  Javi Manterola y Karlos Txap Osinaga, Eneko Aranzasti y Sergio González, Xabi Zabala y Borja Toval. Dos apariciones breves: Aida Torres al principio y Martxel Mariskal al final. Una canción con la Maite Arroitajauregi (Mursego).

Las descargas de los Lisabö no son fáciles de explicar con palabras. Estuve en primera línea y eso me valió para fijarme en otros detalles.

Una chorrada: los cuatro exteriores con botas o botines, los dos baterías con zapatillas deportivas. ¿Aporta esto algo? Nada. Chorradas mías.

Lo mejor es mirar, ver y escuchar, pero también caí en la tentación de sacar el móvil y tomar alguna imagen y grabar algún vídeo.

Hoy, ya en casa, veo que Xabi Zabala sale en todas movido.

La gira será corta. Si podéis, id a verlos.

Lisabö zuzenean, apunte hau euskaraz.

Escrito por: iturri.2019/03/03 11:35:00 GMT+1
Etiquetas: música mursego intxaurrondo donostia donostia_kultura lisabö dkluba | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

2019/02/24 21:20:00 GMT+1

Volando voy (VII)

Ahí va un resumen posible de la semana. Porque siempre hay otros resúmenes, algunos imposibles.

Fútbol femenino

El pasado miércoles, 20 de febrero, hicimos la mesa redonda sobre fúbol fememino en el restaurante El Rincón. Si queréis saber que dijeron Ane Etxezarreta, Ixiar Bakero y Ainara Arratibel sobre los temas propuestos por Maddalen Marzol, hay una crónica en la web Realsocialismo: El fútbol femenino avanza, pero queda mucho por hacer.

Hoy he ido a ver el partido en Zubieta y han ganado bien al Madrid: 3-0.

Gordailua: segunda visita

El último viernes de enero conocí Gordailua y el último de febrero he hecho mi segunda visita. Esta vez el tema era la arqueología y vimos otras cosas. Estoy a la espera de que una de las personas que fue conmigo escriba su crónica.

Si queréis conocer las instalaciones, tened en cuenta que hay visitas programadas cada último viernes de mes (salvo en julio y agosto): a las 17:00 horas en castellano y a las 18:00 en euskera. En el apartado de noticias de la web de Gordailua publican cuándo se abre el plazo para apuntarse.

El libro de Ortiz

El jueves me envió el editor las galeradas antes de que vayan a imprenta. La correctora o el corrector ha hecho unas cuantas correcciones. Pocas. Eso sí, me sorprendió que el editor me dijera que Ortiz era leísta. Luego caí en la cuenta de que me sorprende porque yo también lo soy.

Si todo va según lo previsto, el libro estará en las librerías la primera quincena de abril.

Nota para lectores y lectoras guipuzcoanos de Ortiz: apuntad en vuestras agendas los días 10 y 11 de mayo. Donostia / San Sebastián.

El Correo premia las simetrías imposibles de Harkaitz Cano

Esta mañana Gari Araolaza me ha mencionado en este tuit:

Así he sabido que Harkaitz Cano ha ganado el XXXII Premio de Periodismo El Correo. Cuando a los amigos les dan premios, hay que alegrarse y claro que me he alegrado.

El artículo se publicó el 9 de diciembre en El Diario Vasco (Simetria ezinezkoak); si no entendí mal entonces, por encargo de un periodista que acaba de jubilarse: Felix Ibargutxi. Yo no me enteré, pero Gari Araolaza sí. Lo leyó y pensó que ese artículo había que publicarlo en castellano, porque está dirigido, sobre todo, a la comunidad castellanohablante. Lo tradujo, me lo envió y lo puse por aquí: Simetrías imposibles.

Dos cosas me han llamado la atención:

1.- Como he dicho antes, es la 32ª edición y la primera vez que lo gana un texto original en euskera. Simetría imposible.

2.- El jurado está lleno de jefes y no hay mujeres. ¿Alguien que sepa euskera ahí? Copio y pego de la noticia: José Miguel Santamaría (director de EL CORREO), Enrique de Ybarra (presidente de la Fundación Vocento), Santiago de Ybarra (consejero de EL CORREO), Alejandro Echevarría (consejero de EL CORREO), José María Bergareche (consejero de EL CORREO), Iñigo Barrenechea (director general de EL CORREO), Fernando García de Cortázar (director de la Fundación Vocento), Carlos Aganzo (subdirector de la Fundación Vocento) y César Coca (adjunto a la dirección de EL CORREO).

Lo dicho: zorionak, Harkaitz. Un trago a tu cuenta.

Hegal egiten (VII), sarrera hau euskaraz.

Escrito por: iturri.2019/02/24 21:20:00 GMT+1
Etiquetas: irun jor harkaitz_cano gari_araolaza donostia realsocialismo gordailua fútbol | Permalink | Comentarios (2) | Referencias (0)

2019/02/18 20:00:00 GMT+1

Fútbol femenino

Ya sé que hay cuestiones más urgentes e importantes a la vuelta de la esquina, pero no sé cómo hincarles el diente. Ante eso, he decidido escribir hoy sobre la cosa más importante de entre todas las cosas menos importantes: el fútbol.

Comencé a escribir estas cuatro líneas el domingo por la tarde, en el descanso del partido que la Real jugó en Anoeta contra el Sevilla. El marcador señalaba entonces un 2-1 favorable al equipo local. No pude acercarme a Anoeta ni tampoco ver la segunda parte, porque el bar elegido no tenía contratado servicio alguno con el operador que lo daba. Al final las realistas ganaron 3-1 y jugarán por vez primera una final de la Copa de la Reina. No será sencillo ganar ese partido el 11 de mayo en Granada: la Real se las verá con el Atlético Madrid.

El fin de semana anterior sí que puede ver la segunda parte del derbi. Las donostiarras salieron del vestuario con 0-2 en el marcador y consiguieron empatar el partido al final del mismo. 21.500 espectadoras vieron el partido contras las bilbaínas, mientras que ayer fueron 18.731 personas.

Diez días antes estuvo en Donostia invitada por el Festival Korner una jugadora que es un referente del fútbol femenino español: Vero Boquete. La jugadora gallega de 31 años ha jugado en Rusia, Suecia, Estados Unidos, Alemania, Francia, China y  ahora vuelve a cruzar el charco para jugar en Utah (EE.UU.) esta temporada. Con ella se sentaron en la sala Club del Teatro Victoria Eugenia la jugadora más importante de la actual plantilla de la Real,  Nahikari García, y la que fue capitana del equipo txuri-urdin durante varios años, Aintzane Encinas.

No he visto todo el vídeo, pero mientras escribía estas líneas en euskera y luego las traducía al castellano he visto buena parte de él. Me dijeron que merecía la pena y así es. El mérito es de las tres protagonistas y del oficio y la calma de la periodista Olga Viza.

A primeros de mes hubo también una mesa redonda sobre el deporte femenino dentro de los Encuentros SER Gipuzkoa y pasado mañana, 20 de febrero, miércoles, desde RealSocialismo hemos organizado una mesa redonda en euskera «Reala eta emakumeen futbola. Nondik gatoz eta nora goaz» (La Real y el fútbol femenino. De dónde venimos y adónde vamos). En nuestro territorio parece que esta cuestión está de moda.

A las órdenes de la realsocialista Maddalen Marzol saltarán a la cancha:

El acto comenzará a las 19:30 horas en el Restaurante El Rincón (Reyes Católicos, 20, comedor de la planta baja). La entrada es libre hasta completar aforo.

Emakumeen futbola, sarrera hau euskaraz.

Escrito por: iturri.2019/02/18 20:00:00 GMT+1
Etiquetas: olga_viza ixiar_bakero ainara_arratibel kornerfestibala real_sociedad donostia maddalen_marzol aintzane_encinas nahikari_garcía× vero_boquete realsocialismo× ane_etxezarreta fútbol | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

2019/02/10 19:30:00 GMT+1

«Dominó», de Fernando Alfaro

Y cuando tenía veintiséis

y me creía que me iba a morir

de esa enfermedad que ya sabéis,

que nos tenía contra la pared,

me veía dando con mi perro

largos paseos por los campos de mi niñez,

mis últimos meses en el pueblo,

con el bastón de mi padre que me encontré.

Mis últimos meses en invierno,

y el dominó de mi padre que me encontré.

Mi último mes en blanco y negro,

el perro y yo, y el dominó que me encontré.

 

Ahora el tiempo ya pasó

y aún estoy vivo,

y mi perro ya murió

y yo estoy vivo,

aquí jugando al dominó

con los amigos

de mi padre que dejó

el mundo de los vivos.

 

Iban dos chavales a atracar

a un pobre viejo que parecía muy mal,

y se revolvió y les metió

una paliza, y además los atracó.

 

Ahora el tiempo ya pasó

y aún estoy vivo,

y mi perro ya murió

y yo estoy vivo.

Aquí jugando al dominó

con los amigos

de mi padre que dejó

el mundo de los vivos,

Los fantasmas del dominó

haciendo ruido

con las fichas en las mesas

del bar del casino.

Fernando Alfaro.

Todavía saboreando el concierto que Alfaro dio el viernes 8 de febrero en la sala Dabadaba.

Aquí unas líneas de Juan Luis Etxeberria en el DV.

Escrito por: iturri.2019/02/10 19:30:00 GMT+1
Etiquetas: dabadaba donostia música fernando_alfaro | Permalink | Comentarios (1) | Referencias (0)

2019/02/02 11:00:00 GMT+1

Mikel Soto, torturado

Esta semana la revista Argia ha publicado una entrevista de Danele Sarriugarte a Mikel Soto. La entrevista está dividida en tres partes: la primera habla de su trabajo como editor (lo dejó el pasado verano tras 13 años en Txalaparta porque «el director (...) propuso algunos cambios y yo no me veía ahí»); en la segunda, Danele le pregunta por su paso por comisaría, la tortura sufrida y los años en la cárcel. Finalmente, hablan de cómo está el país.

A mí me ha impactado lo que cuenta sobre la tortura y el proceso restaurativo posterior.

Danele Sarriugarte.- Fuiste detenido en el año 2002. ¿Cuál fue tu caso?

Mikel Soto.- Detuvieron a unos amigos; ellos eran militantes de ETA. Después nos detuvieron a nosotros, a mí y a mi novia de entonces, Ainara Gorostiaga. Estando en comisaría, nos dieron una paliza tremenda. No llegué a pasar ni los cinco días allí, porque al tercero el forense me sacó hecho un cristo y me llevaron al hospital. Pasé en el hospital más de una semana; en total, unos once días incomunicado. Nos detuvieron por colaboración con banda armada, pero cuando me llevaron a declarar la acusación ya no era por colaboración, no era por pertenencia, sino por asesinato: el asesinato de José Javier Múgica Astibia, concejal de Leitza. Hasta aquel momento yo no había oído nada al respecto, ni en el interrogatorio, ni en ninguna parte. Pero a Ainara le hicieron las de dios y ella declaró eso, que lo habíamos hecho nosotros.

Por tanto, estuvimos en la cárcel por ser miembros de ETA y por haber asesinado a un concejal. Normalmente, no puedes estar más de dos años sin juicio, pero a los vascos nos pasa, o nos pasaba, que tras dos años, había una firma y nos tirábamos otros dos años más, en total cuatro años sin juicio. A nosotros, en cambio, tras esos dos años, nos dejaron en libertad. Fue algo muy sorprendente. Cuando nos volvieron a citar para que declarásemos, nos dijeron que hacía tiempo que sabían que no habíamos sido nosotros, porque apareció cierta documentación en una casa de Francia donde quedaba claro que no lo matamos nosotros. Cuando soltaron a Ainara hubo un gran revuelo, porque la pregunta era muy evidente: si no han matado a este concejal, ¿qué es lo que les hicieron para que confesaran? Ibarretxe se hizo esta pregunta, muchas otras personas también, y hubo un gran revuelo, la verdad. Llegamos a juicio y nos propusieron, tal y como se dice en castellano, lo comido por lo servido (en el original aparece tal cual). Tras hablar con el abogado, aceptamos.

Danele Sarriugarte.- ¿Qué huellas deja eso en una persona?

Mikel Soto.- Para mí hay dos huellas diferentes: una cosa es la cárcel y otra distinta la comisaría. Sobre la cárcel, con todo lo que puede ser, y a nosotros además nos tocó una época dura, el final de la segunda legislatura de Aznar, no tengo un recuerdo tan malo. Estuve con colegas y, en algunas cosas, me pareció que fue algo que me sirvió para madurar tanto personal como políticamente.

La tortura es diferente, es algo que no le deseo a nadie. Te pone en contacto con los límites de la vida y es una experiencia límite. Hice mi terapia posterior y creo que tengo esta experiencia bastante bien situada y que no tengo problemas para hablar de ello.

Danele Sarriugarte.- Entonces, ¿puede uno recuperarse, restaurarse?

Mikel Soto.- Sí, debería hacerlo. Yo hice una terapia cuyo objetivo era, contado de manera muy simple, rehacer las comunicaciones neuronales; esto es, dicho de manera un tanto cruda, que cuando tú te acuerdes de la tortura, no recuerdes cómo te sentiste, sino qué es lo que pasó. Y es verdad que muchas veces cuando te acuerdas de algo recuerdas cómo te sentiste. Y puede pasar que yo ahora te dé un tortazo y que tú te sientas humillada, etcétera, etcétera. Pero lo que ha sucedido es que yo te he dado un tortazo. Y entonces era lo que intentábamos hacer. Y yo diría que cuando ahora me acerco, lo recuerdo de manera diferente. Es verdad que cuando te acuerdas no recuerdas un tortazo: te acuerdas de estar atado en el suelo, un tipo aplastándote, otro golpeándote los testículos... Algo muy duro. Pero es distinto recordar el hecho en sí o los sentimientos.

Su caso dio mucho que hablar en su época y Javier Ortiz escribió la columna En el nombre del padre en marzo de 2004. Baltasar Garzón andaba por medio.

Fotografía de Dani Blanco para Argia.

Escrito por: iturri.2019/02/02 11:00:00 GMT+1
Etiquetas: tortura danele_sarriugarte mikel_soto guardia_civil baltasar_garzón traducciones eta euskal_herria audiencia_nacional ainara_gorostiaga argia josé_javier_múgica | Permalink | Comentarios (1) | Referencias (1)

2019/01/28 22:00:00 GMT+1

Oportunidad de conocer Gordailua, el depósito del patrimonio guipuzcoano

Salvo en julio y agosto, el último viernes de cada mes se organizan visitas a la sede de Gordailua. El 25 de este mes de enero, por ejemplo, estaban programadas dos: una a las 17:00 horas, en castellano; otra a las 18:00 horas en euskera.

Hacía tiempo que tenía ganas de conocer el centro y supe de estas visitas por casualidad, gracias a un correo enviado por Xabier Kerexeta. Además de eso, me encontré con él en la calle cuando se había desplazado a San Sebastián para informar sobre estas actividades en una radio.

Como las 6 de la tarde era algo tarde para mí, me acerqué a la de las 5.

Estaban en la puerta Urkiri Salaberria (ejerció de guía principal) y el propio Xabier Kerexeta. Enseguida se sumaron el director Carlos Olaetxea y tres personas más que se habían apuntado como yo.

Bizikletak Gordailuan

¿Por qué tenía ese interés especial en conocer el sitio? Aparte de saber qué hay allí y a qué se dedican, sobre todo me llamaba la atención el hecho de que estuviera situado a un kilómetro, más o menos, de mi casa natal. El solar en su día albergó la fábrica de radio Industrias URI (Unión Radio Irun, si no estoy equivocado). No conocí aquellas instalaciones por dentro, pero son incontables las veces que he pasado por los alrededores en mis idas y venidas entre Ventas e Irun.

Piedra-papel-tijera fue el título dado a la visita. Las tres plantas del edificio superan los 9.000 metros cuadrados y nosotros comenzamos por la planta intermedia, la primera, lugar donde también están las oficinas.

Bi traktore, besteak beste: Gordailua

No es fácil resumir en estas líneas qué es lo que hay en el centro (para eso es mucho más útil entrar en la web de Gordailua). Nosotros vimos cuadros, bicicletas, carros, arados, espadas, vidrieras, ventanas, puertas, tractores (los matriculados SS 1 y 2), la sala de Porcelanas Bidasoa... Eso y mucho más, pero este listado es el que me viene a la cabeza a botepronto.

Cada zona tiene diferentes condiciones de temperatura y humedad, dependiendo de lo que fija la buena conservación de cada uno de los materiales.

Gordailua

Carlos nos dijo que el nivel de ocupación actual es de un 80%, pero que se podría reducir un 15% recolocando algunos elementos.

Tal y como nos dijo Urkiri en la planta inferior, tiene un cierto parecido con un hospital. En un centro hospitalario ingresas por la zona de urgencias o a través de la recepción, mientras que en Gordailua es esa planta 0 la que usan para el acceso de los materiales. No hay médicas ni enfermeras, pero sí conservadores y talleres de conservación y restauración.

Aunque el edificio pertenece a la Diputación Foral de Gipuzkoa, San Telmo Museoa (Donostia) también utiliza las instalaciones.

Gordailua

Dos cuestiones para acabar:

1.- Gordailua no es un museo y, por tanto, te faltará el contexto de las obras que veas.

2.- Pero es muy interesante para ver y conocer cómo se conserva y se restaura una parte importante del Patrimonio Mueble guipuzcoano.

Por tanto, permaneced atentas y atentos a las noticias de Gordailua, apuntaros y visitad el centro.

Muchas gracias a quienes ejercieron de guías y espero que las personas que buscaban disfraz para los carnavales de Tolosa tuvieran suerte en su posterior incursión irundarra.

Gordailua ezagutzeko parada, apunte hau euskaraz

Escrito por: iturri.2019/01/28 22:00:00 GMT+1
Etiquetas: irun gordailua xabier_kerexeta urkiri_salaberria carlos_olaetxea | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

2019/01/13 20:00:00 GMT+1

Como Alaska

Uno de estos días de comienzo de año, mi madre se cayó. Estaba haciendo la cama y, ella no sabe bien cómo, perdió el equilibrio y aterrizó contra el suelo con la frente. Dos horas después del accidente la vi en el hospital y tenía un bulto de buenas proporciones en la frente, encima del ojo izquierdo.

Tras pasar unas cuantas horas en observación, volvimos a casa con ella.

A la mañana siguiente, el bulto comenzó su camino hacia abajo. Es decir, perdió volumen y se coloreraron sus ojeras.

En resumidas cuentas, la cosa no tenía un aspecto muy presentable.

Aquel mismo día la cantante Alaska salió en un concurso de una de las cadenas privadas españolas.

Al día siguiente, mi madre hablaba con alguien por teléfono y para explicar su situacion soltó la frase: "Tengo la cara como Alaska".

Me reí. Ya le hubiera gustado a mi madre tener la cara como Alaska.

P.S.: pondría aquí una foto de mi madre, pero correría el riesgo de que me desheredara. Y no es plan.

Alaska bezala, apunte hau euskaraz.

Escrito por: iturri.2019/01/13 20:00:00 GMT+1
Etiquetas: ama alaska | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

2019/01/06 22:00:00 GMT+1

Domingo por la tarde

Me he bajado de la bici cerca del Hotel Londres. Julian está tocando con el acordeón las piezas de siempre.

Me dice que la noria no le ha traído más dinero. Que quizás incluso ahora le llega menos.

Hace ya varios meses que no coincidimos. Me dice que ha pasado el verano más allá de Hendaia, pero durmiendo siempre en Urnieta.

Un abuelo se le queda mirando. Le pide suelto al hijo que lo acompaña y le echa algo de pasta.

El abuelete tiene una mirada limpia, viva, igual que sus movimientos, a pesar de que estoy seguro de que rebasa los 80.

Dice que él también es músico. Trompeta y saxo, si no recuerdo mal. Son de la Ribera y han venido a San Sebastián a ver la zarzuela «Katiuska». Dos noches de hotel, ésta es la última.

Le pregunta si estaría interesado en un acordeón. Dice haberlo comprado por capricho, pero que ya no lo toca, entre otras cosas porque pesa demasiado.

Toca unas notas mientras Julian mueve el fuelle.

Intercambian sus teléfonos y se despiden de manera calurosa.

Hace frío y la gente circula rápido sin detenerse más allá de lo necesario.

Domingo por la tarde.

Igande arratsaldea, apunte hau euskaraz.

Escrito por: iturri.2019/01/06 22:00:00 GMT+1
Etiquetas: donostia música | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

2018/12/30 22:35:00 GMT+1

Donostia no es Montecarlo

Hoy, 30 de diciembre, cerrará su puertas el Bar Rekalde de la calle Aldamar. Una empresa de construcción ha comprado el edificio y no les renuevan el contrato de alquiler. La pérdida la van a sufrir, especialmente, algunas vecinas y vecinos de la Parte Vieja, porque el bar se traslada al barrio de Gros (dicen que pronto).

No he sido yo un habitual del Rekalde, pero siempre que he ido me he sentido a gusto.

Agus Rodríguez, el barero, ha salido últimamente en la prensa explicando los motivos del cierre, pero miro en Google y no encuentro ninguna noticia en castellano que se refiera a este hecho.

De todas maneras, la mejor entrevista se la hizo Danele Sarriugarte para la revista Argia el pasado mes de mayo: «Metroa, AHTren geltokia... Donostia zer izango da, Montecarlo bat?» («El Metro, la estación del TAV... ¿Qué será de San Sebastián? ¿Montecarlo?»).

La primera parte de la entrevista habla de su familia, destacando el papel de su madre, trata luego su lado militante (durante muchos años estuvo inmerso en la causa judicial de las herriko tabernas: desde abril de 2002 hasta enero de 2016) y a renglón seguido nos cuenta cuáles han sido los motivos que le llevaron a aprender euskera. Finalmente, habla del cierre del bar y del modelo de ciudad que se está imponiendo en San Sebastián.

La Parte Vieja es (va camino) de ser el Parque Temático del Pintxo y es difícil hacerle frente. Muchos como yo tratamos de evitar esos bares y buscamos alternativas en nuestros barrios o en otros de la ciudad. Otros muchos, debido a los precios de las viviendas, han tenido que buscar casa en los pueblos de los alrededores.

En otra entrevista que Nerea Lizarralde le hizo recientemente para Irutxuloko Hitza («Ez da izango agur triste bat»: «No será un adiós triste») contaba Agus los motivos que le han llevado a su barrio: «Me surgió una oportunidad en Egia, pero yo no soy de Egia, y no me gustaba esa sensación de paracaidista. Me parece más natural volver a Gros». ¡No me digáis que no es un tipo especial!

Sigamos con otro del mismo gremio: Xiri Arandia. Un barero que se retiró esta primavera. Yo lo conocí en el Bar Zazpi, estuvo luego en el Meltxor y el último que regentó se llama como él: Bar Xiri.

Carolina Alonso lo entrevistó en abril pasado y Arandia cuenta por dónde se ha movido en el negocio. Es coleccionista de arte y prueba de ello son las obras que tiene en depósito en el Museo San Telmo, así como las dos (una de Goenaga y otra de Zumeta) que se han quedado en el bar de la calle Idiakez.

Me ha sorprendido el final: «Yo no he leído un libro en mi vida ni he ido al gimnasio, pero he tenido muchas personas de relevancia que me han apoyado».

Conozco gente muy maja que no ha leído un libro en su vida y no creo que este hombre sea mala persona, pero, ¡concho!, esperaba algo más de sensibilidad de un coleccionista de arte.

Le podía responder con algún párrafo del adiós que Iban Zaldua le dedica a su profesora y amiga recientemente fallecida Piedad Frías, pero lo voy a hacer con unas palabras de Marina Garcés:

«Desde el mundo educativo y cultural tenemos que velar por la palabra y por la sensibilidad en todos sus aspectos, desde escribir bien hasta aprender a escuchar o a matizar. Para mí esto son tareas éticas y políticas fundamentales. Son precisamente estos actos de resistencia lo que nos permitirá transformar esta tendencia a la simplificación, la polarización y la banalización de todo».

Porque no es lo mismo Egia que Gros. Ni Sebastián es Montecarlo.

Donostia ez da Montecarlo, apunte hau euskaraz.

Escrito por: iturri.2018/12/30 22:35:00 GMT+1
Etiquetas: danele_sarriugarte bares carolina_alonso donostia ndg xiri_arandia agus_rodríguez rekalde argia nerea_lizarralde irutxuloko_hitza | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)