Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2009/05/04 06:00:00 GMT+2

Esencia de Javier Ortiz, por Javier Vizcaíno

La mañana del domingo, Javier Vizcaíno dedicó 45 minutos a Ortiz en su programa Más Que Palabras de Radio Euskadi. Podéis escuchar el homenaje a Javier Ortiz aquí. A continuación, el texto que traemos sin permiso del blog del programa. Gracias, JV.

Ha sido un trago amargo, pero volvería a pasar un millón de veces por él. (....)

Atención: los textos de homenaje a Javier Ortiz vamos a ir cargándolos a una nueva sección llamada Tributos. Este texto de Vizcaíno estaba completo aquí, sí, y agradecemos vuestras primeras respuestas. Pero ahora, el texto está en la sección Tributos.

Otrosí: seguimos con la sección Desde Jamaica, recuperando textos escritos en su día por Javier.

Escrito por: Javier Vizcaíno.2009/05/04 06:00:00 GMT+2
Etiquetas: homenaje mas_que_palabras javier_vizcaino radio_euskadi | Permalink | Comentarios (6) | Referencias (0)

2009/05/03 06:00:00 GMT+2

Cuento de verano

Homenaje a Javier Ortiz hoy, domingo, 3 de mayo de 10:05 a 10:30 en Radio Euskadi.

Me ha parecido entrañable este relato escrito durante el verano del año 2000, seguramente en Aigües. Javier había estrenado recientemente su rincón en la red que alimentó hasta el fin de sus días.

Cuento de verano

A veces le sucedía: se dormía por la noche con un problema rondándole la cabeza y, cuando despertaba por la mañana, tenía ya la solución...

Atención: Este texto del Diario de un resentido social, de 5 de agosto de 2000 estaba aquí completo en los Apuntes del Natural, pero lo hemos trasladado a una nueva sección llamada Desde Jamaica, en la que seguiremos republicando textos de Ortiz que creemos que merece la pena releer. Este cuento está ya allí, por ejemplo.

Escrito por: ortiz el jamaiquino.2009/05/03 06:00:00 GMT+2
Etiquetas: 2000 diario_de_un_resentido_social | Permalink | Comentarios (9) | Referencias (0)

2009/05/02 06:00:00 GMT+2

El 2 de Mayo... y lo de luego

Homenaje a Javier Ortiz mañana domingo 3 de mayo de 10:05 a 10:30 en Radio Euskadi.

http://www.eitb.com/radio/radio-euskadi/

_________________________________________

El 2 de Mayo... y lo de luego

No sé yo qué me ha dado este año, que me sale escribir de las fechas, los aniversarios y cosas de ésas, olvidando la actualidad, que está jugosa, por cierto, gracias a los inmigrantes estadounidenses, a Evo Morales... y a Enrique Múgica Herzog (¿cómo se le puede pedir opinión sobre las negociaciones con ETA al hermano de un asesinado por ETA? Sus respuestas son tan predecibles como un discurso de Acebes. Más, incluso, tratándose de Enrique, al que conozco desde mi infancia y del que me consta que, en asuntos de familia, es de una visceralidad que para sí quisiera Bin Laden).

Decía que me da por las fechas, y hoy es 2 de mayo, razón por la cual los vecinos de Madrid tenemos fiesta, cosa que he de agradecer al alcalde de Móstoles, a los fusilados de la montaña del Príncipe Pío y a Napoleón Bonaparte, que tuvo el detalle de llevarse al asqueroso de Fernando VII dejando a cambio a su hermano José, al que los madrileños llamaron «el Rey Plazuelas», por el esfuerzo que hizo por urbanizar la ciudad, lo que indignó a los vecinos de la Villa y Corte, que ya por entonces hubieran preferido ser gobernados por el PP. (También lo apodaron «Pepe Botella», cuando todo indica que era abstemio. Un conjunto muy celtibérico.)

Fuera de la cosa del día de fiesta, que está muy bien (a mí, si dan fiesta, me puede parecer bien hasta la Inmaculada Concepción, incluso con ese nombrecito), lo del 2 de Mayo y la llamada Guerra de la Independencia (de independencia de París y de dependencia de Versalles, es decir, de independencia de los republicanos franceses y de dependencia de la familia real francesa destronada y exportada, o sea, de los Borbones) me parece que el personal español de ideas más progresistas no acaba de tomárselo con el espíritu crítico que merece.

Aquello fue un desastre.

Es cierto que la culpa principal hay que atribuírsela a Napoleón, que fue especialista en un crimen no por históricamente recurrente menos intolerable: disfrazar sus ambiciones de conquista con los colores de la Revolución.

Por entonces, lo mejor de la sociedad española suspiraba por Francia y soñaba con Francia. En la mazmorra asfixiante que era la España de la época, la divisa del París de 1789 («Libertad, igualdad, fraternidad») sonaba a música celestial. Pero, casi por definición, la libertad, la igualdad y la fraternidad no pueden imponerse con la punta de las bayonetas. Carlos Marx, que fue un hispanista de pro –poca gente sabe que procuraba el sueño de sus hijas leyéndoles capítulos de El Quijote–, escribió una serie de excelentes artículos sobre los avatares españoles de la época (*) en uno de los cuales encontré una reflexión muy pertinente: decía que el gran drama de Napoleón  fue que, al tratar de imponer por la fuerza en otros países los ideales de la Revolución Francesa, suscitó reacciones nacionalistas que, por pura lógica, se volvieron también contra los ideales revolucionarios. Menos fino que soy yo, resumiría la idea diciendo que a la gente no se le puede obligar a hostias a ser libre.

Marx, que era muy brillante, dijo muchas más cosas de interés sobre todo aquello (inolvidable su sentencia sobre las Cortes de Cádiz: «En Cádiz estaban las ideas sin acción; en el resto de España, la acción sin ideas»), pero para mí que su observación sobre lo esencialmente contradictorio de la invasión napoleónica retrató a la perfección lo que habría de ser el largo penar de la España del XIX, que cargó sobre sus espaldas la pesada losa de haber sido heroicamente reaccionaria.

Nada más normal que el regreso a España del tarado de Fernando VII fuera acogido al grito de «¡Vivan las caenas

Tiene ahora por aquí un descendiente que está en las mismas.

____________

(*) Los escritos de Karl Marx sobre España, traducidos al castellano, han sido recogidos desde comienzos del siglo XX en muy numerosas ediciones bajo el título de Guerra y Revolución en España. No lo he comprobado, pero doy por hecho que estarán en Internet. Recomiendo su lectura a la gente más curiosa.

_____

Apuntes del Natural, 2 de mayo de 2006

http://www.javierortiz.net/jor/apuntes/el-2-de-mayo-y-lo-de-luego

 __________________________________________

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=84544

Pascual Serrano

 __________________________________________

http://www.kalvellido.net/wp-content/uploads/2009/04/javier-ortiz.jpg

http://www.kalvellido.net/?p=952

Kalvellido

__________________________________

Desde el 1 de mayo de 2009 dejamos de cargar textos en la sección Dedo en la llaga para hacerlo en Apuntes del Natural.

Escrito por: ortiz.2009/05/02 06:00:00 GMT+2
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (14) | Referencias (0)

2009/05/01 13:09:0.518000 GMT+2

Para Charo

Te sigo para no perderme.

Veo por la luz de tu mirada,

me orienta la guía de tu voz

voy

por donde tu ternura me marca.

 

Nada más fácil, quererte.

Nada.

 

Tu vientre, mi rada.

Tus besos, mi calma.

Tu alma, mi alma.

 

(23 de abril de 2005)

 

_______________________________

 

La clase obrera internacional

2006/05/01

1º de Mayo. «Día internacional de la clase obrera». Dos puntos que reclaman reflexión en estos tiempos de ahora: la entidad actual del concepto de «clase obrera», primero, y segundo, su dimensión internacional.

De lo primero se ha hablado y escrito bastante, y a veces con rigor. Es verdad que el sistema capitalista ha experimentado en los países comparativamente más desarrollados bastantes cambios de importancia que han provocado, entre otras consecuencias, que las diversas categorías de trabajadores existentes –y de parados– no se identifiquen entre sí como solidarias.

En tiempos, algunos hacíamos bromas con el arranque de la Constitución de 1931, que definía España como una «República democrática de trabajadores de toda clase», y decíamos que, si realmente era una República «de trabajadores» –que no: había muchos gorrones–, no serían «de toda clase», sino sólo de una: la clase obrera. Éramos conscientes, por supuesto, de que nuestra broma se basaba en un equívoco: nosotros estábamos usando el término «clase» en su sentido social, en tanto los redactores de la Constitución lo habían hecho como sinónimo de «categoría» o «tipo». Pero lo curioso del asunto es que en la actualidad sí podría formularse esa afirmación en todos los sentidos, porque entre las gentes asalariadas de hoy en día existen diferencias sociales de tal calibre que se justifica sobradamente considerarlas como integrantes de clases diferentes.

Tienen diferentes intereses de clase, y se les nota mucho.

Pero si el concepto clásico de proletariado está muy en el alero a escala local, no lo está menos su consideración como clase internacional. Se suele recordar que, en el Manifiesto Comunista, Marx y Engels escribieron que la lucha de la clase obrera es «en principio nacional, por su forma, aunque no por su contenido». Pero casi nunca se añade la explicación que ellos daban a renglón seguido del sentido de su afirmación: «Es lógico que el proletariado de cada país empiece por ajustar las cuentas a su propia burguesía.»  En la actualidad, el problema no es que la actividad de las principales organizaciones que son tomadas como representativas de la clase obrera dentro de nuestro Primer Mundo sea «nacional» tanto por su forma como por su contenido, sino que es directamente chauvinista: se solidariza con el capitalismo local y trata de reforzarlo en su contienda con los intereses de los capitalismos (¡y de las clases obreras!) foráneas.

¡«Ajustar las cuentas a su propia burguesía»!

Más allá de los buenos deseos y el espíritu de principios de algunos –¿cómo no recordar al pobre Jaurès (*)?–, el internacionalismo nunca ha tenido demasiado éxito entre los trabajadores, excepción hecha de algunos discursos y de un puñado de manifestaciones resultonas. El ejemplo más brutal lo dieron los integrantes de la Segunda Internacional durante la Gran Guerra de 1914-1918. Tras haber jurado que declararían la «guerra a la guerra» y que se levantarían en armas contra sus propios gobiernos reaccionarios si éstos se declaraban la guerra entre sí, se apuntaron a sus respectivas «causas nacionales» así que se iniciaron las hostilidades.

Votaron los créditos de guerra y se pusieron a sueldo de las grandes burguesías de sus países.

Fueron unos grandes precursores.

_____________

(*) Jean Jaurès (Castres 1859 – París 1914) fue un socialista moderado, pero nada inclinado al nacionalismo. Fue uno de los más firmes defensores de la revisión del caso Dreyfus (1989). En vísperas de la Guerra del 14-18, se erigió en máximo partidario de que Francia y Alemania resolvieran sus diferencias por vía negociada. El 23 de julio de 1914 pronunció en Lyón un discurso en el que, entre otras cosas, dijo: «La política colonial de Francia, la política hipócrita de Rusia y la brutal voluntad de Austria han contribuido a crear la situación terrible en la que nos encontramos. Europa se debate en una gran pesadilla (...) ¡Ciudadanos! A pesar de todo, y os digo esto como un grito de desesperación, no hay más que una posibilidad de mantener la paz y de salvar la civilización, desde el momento en que estamos amenazados de muerte y salvajismo: que el proletariado reúna todas sus fuerzas, y que todos los proletarios, franceses, ingleses, alemanes, italianos, rusos, pidamos a esos millones de hombres que se junten para que el latido unánime de sus corazones aleje la horrible pesadilla.»  Estas posiciones de Jaurès la ganaron el odio de los ultranacionistas franceses, uno de los cuales lo asesinó pocos días después.

_____________________________________________

 

Javier: ayer, mientras volabas hacia Jamaica, algunos amigos tuyos nos reunimos en un mugriento chiringuito al Este de Madrid. Descorchamos algunas botellas de Rioja, nos comimos unas Gildas y abrazamos a las mujeres que más has querido.

¿Ventajas? (como dirías tú) Pues que por fín pude conocer a muchos de tus amigos, esos de los que me contabas siempre maravillas. Pero tampoco es plan.

Si soy sincero, te diré que la celebración fue bastante deslucida. ¡Qué coño! Si es que me alegro de que todo saliera así de soso. ¡Sólo faltaba que ahora nos convirtiéramos en unos profesionales de las despedidas! Además, faltabas tú.

¡Lo que te hubieras reído si llegas a ver el careto que teníamos todos! Con decirte que, por un momento, se me ocurrió la maldad de pedirle a Rafa que saliera a contar el chiste del “niño cantor”, para ver si así nos relajábamos un poco... ¿Te acuerdas? Ese chiste con el que te partías y que le pedías que te repitiera cada vez que echábamos un “diccionario” en casa. Por cierto, que sepas que ya nos hemos enterado de que en lo del “diccionario” jugabas a varios paños y que lo practicabas en distintos corros. Hemos decidido seguir jugando sin ti. Espero que no te parezca mal. Total, seguirá ganando Caffaratto, pero sólo porque es el que llevaba y llevará las cuentas. ¡Miento! Lo único cierto, amigo, es que no sé si podremos seguir jugando sin ti, si tendremos fuerzas.

Ayer iban a cantar Christy Moore, Emilou Harris y Paul Simon pero el local era tan cutre que la megafonía no funcionó. Brel, Brassens y Ferré disculparon su ausencia; es comprensible, aunque estaban invitados  -por lo visto tienen previsto darte un macro concierto de bienvenida, con fiestorro incluido, en Jamaica-. No se lo digas a nadie pero Desproges quiere ejercer de maestro de ceremonias. Está como loco por conocerte desde que se ha enterado de que vas para allá. Va a proponerte que sigáis escribiendo a medias “Las requisitorias” y “La crónica del odio ordinario”. Ya me contarás. Me da un poco de rabia y de envidia porque era un proyecto que tú y yo teníamos a medias y era un buen pretexto para seguir riéndonos juntos. Pero qué le vamos a hacer, seguro que hacéis algo genial. No me lo pienso perder cuando vaya por allí.

Sólo una cosa más: que no quiero pasar de los tres mil caracteres porque el espacio vale tiempo y eso es más que el dinero. ¡Qué te voy a contar a ti que lo sabes todo del oficio de escribidor! En relación a eso, y como el lunes cuando te estuve viendo en el hospital mostrabas tu preocupación por el espacio que quedaba vacío (y sin aprovechar) y hacías referencia a ello en  tu autoobituario (¡qué palabro! Cabrón, me hiciste llorar a mares aunque me lo habías avisado),  pues que no te preocupes Javier, que ya estamos en ello.  Entre todos vamos a intentar llenar el vacío porque Ane ya está en ello, porque somos muchos y porque las huellas que nos dejas no son virtuales. Empezaremos organizándonos para mantener este espacio virtual y nuestro plan es seguir creciendo, creciendo y ganando espacio. Como tú nos has enseñado. Espacio de libertad y libertad en el espacio.

Pero, eso sí Javier, no nos engañemos: en nuestro espacio siempre habrá un hueco y ése es el tuyo, el que nos has dejado. 

 

Oscar Ladoire

_________________________________

 

Irte a morir así, en primavera,

cuando hace calor, se pone verde

la maceta, el balcón, la vida entera,

irte a morir, mujer, qué mala suerte.

 

No esperar al invierno (corta espera)

o al otoño después, o aún al siguiente,

y morirte al revés, no sé, cuando se muera

ya también al final la propia muerte…

 

(Manuel Couceiro rescata esta poesía de Javier y dice: “La escribió para una amiga, yo hoy se la leería a él casi a modo de reprimenda”).

_________________________________

SIN JAVIER, SOMOS UNA MULTITUD DE AMIGOS SOLOS

Mi amigo Javier Ortiz nos ha dejado. Aseguró que moriría escribiendo, y así lo ha hecho. Había instalado su oficina en la habitación del hospital. Como un destello póstumo de su humor negro, ha dejado escrito su propio obituario. Lo tenía redactado desde enero de 2007, desde el día de su cumpleaños, porque no quería que, cuando falleciera ─esta madrugada─, “un gacetillero inútil arruinara su muerte con una necrológica burocrática y de circunstancias”. Por proximidad de fechas, él, Raúl, Pedro y yo celebrábamos nuestros cumpleaños juntos. Así pues, los acuarios y los piscis (Javier y Raúl padrinos de mis hijos) andábamos por Aigües en aquellos días, bromeando con el anacrónico obituario. Lo triste es que me he reído con Javier muchas veces de esta humorada y de otras parecidas y, en cambio, ahora lloro a moco tendido (Javier habría hecho un chiste de esta frase) cada vez que pienso, todavía sin creérmelo del todo, que ya no está aquí para que sigamos riéndonos, jugando al diccionario y soplando velas. Tan trabajador como es… como fue ─aún no me acostumbro a hablar en pasado─ y tan defensor siempre de la lealtad para con los amigos, tendría que haber dejado escrita la elegía para que lamentemos su marcha quienes le queremos… Nosotros ponemos el dolor y las lágrimas.


En el último párrafo de su necrológica dice ─dijo─ que deja un puesto de trabajo disponible, pero deja muchas cosas más; en lo que a mí y a los míos se refiere, todas buenas. Y, en fin, como resulta que aún no he tenido tiempo de hacer el inventario de vacíos, y que tampoco iba a colgarlo aquí ─no fuera él a tacharme de gacetillera─ voy a desconectarme del ordenador y a quedarme sola con su ausencia.


Sin Javier, somos una multitud de amigos solos.

 

Este lamento está colgado en mi blog, Los recortes de Carmen Montalbán: “EL OBITUARIO DE JAVIER ORTIZ”, el día 28 de abril de 2009

________________________________

 

http://www.elpais.com/articulo/Necrologicas/Javier/Ortiz/hombre/multimedia/elpepinec/20090430elpepinec_2/Tes

 

Concha Martín

_______________________________________

 

Recopilación de Ardibeltz sobre las reacciones aparecidas en los medios tras su muerte.

http://ardibeltz-aloneinthedark.blogspot.com/2009/04/tributo-jor.html

 

________________________________________

 

Una entrevista a Javier en Radio Euskadi en abril de 2007:

http://seleccionesmqp.blogspot.com/2009/04/agur-queridisimo-javier-ortiz.html

 

 

Escrito por: ortiz.2009/05/01 13:09:0.518000 GMT+2
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (12) | Referencias (1)

2009/03/28 06:00:00 GMT+1

El parte

Hace ya días que decidí no dedicarme a poner paños calientes a mi estado de salud, porque ni vosotros sois niños de teta ni la rumorología puede controlarse a voluntad.

Seré breve:

1º) Tengo una hepatitis aguda, con afectación al hígado y a aún no se sabe si a más órganos de importancia. Lógicamente, estoy hospitalizado desde hace una semana;

2º) Es imposible calcular el tiempo que puede demorarse el diagnóstico: desde quince días a partir de hoy (mínimo) a un máximo que los médicos no pueden determinar;

3º) como en todas las hepatitis, aparte de las infinitas pruebas –casi todas acompañadas de extracciones de sangre, pero eso es lo de menos–, el paciente sufre un cansancio enorme, próximo al agotamiento permanente. Por poner un ejemplo: recorrer un mero pasillo hospitalario me deja para el arrastre, hasta extremos realmente inverosímiles.

No hablaré de la calidad de la comida. Sí de la excelencia del nivel de atención de los médicos y médicas (muchas), enfermeras, auxiliares, celadores, limpiadoras, etc., salvando las inevitables excepciones (la del capellán intruso, por ejemplo, que se te mete en la habitación para ofrecer sus servicios/oficios sin que nadie los hubiera demandado).

He de mostrarme igualmente muy pero que muy consolado porque el Hospital me haya permitido montar un pequeño pero eficaz tinglado informático que me permite conectarme a la Red, leer los diarios, bajarme sus ediciones en PDF y enviar las columnas a Público con la misma cadencia de siempre. Sin esas horas dedicadas al trabajo lento, premioso, fatigoso, pero volcadas en lo que más me gusta, esto se me ha haría deprimente, insoportable.

O sea, que francamente mal, pero podía ser peor. En todo, y dedicado a las radios con las que suelo colaborar más asiduamente (Radio Euskadi y Ràdio 4): olvidáos de mí de momento.

Escrito por: ortiz.2009/03/28 06:00:00 GMT+1
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (65) | Referencias (6)

2009/03/22 06:00:00 GMT+1

Mi gozo en un pozo

Recordareís que la pasada semana di cuenta de que el padecimiento que sufría remitiá s ojos vista. Y así era. Lo que yo no suponía es que el tratamiento que tuve durante esa semana iba a acabar por poner de manifiesto males bastantes más hondos y nada claros, relacioanados con dolencias hepáticas más o menos agudas. Así que ahora me toca pasar no menos de 15 días bajo estrecha vigilancia, numerosas pruebas, incisiones y demás parafernalia.
Qué le haremos.

Escrito por: ortiz.2009/03/22 06:00:00 GMT+1
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (16) | Referencias (0)

2009/03/18 06:00:00 GMT+1

Gracias

Doy mis más expresivas gracias a los muchísimos amigos y amigas que se han interesado durante estos últimos días por mi salud. Las multiplico por muchísimo en el caso de Charo, mi mujer, a la que he convertido sin querer no sólo en atenta cuidadora, sino también en secretaria circunstancial: al no poder hablar directamente conmigo, un montón de gente –familiares, amigos que son como de la familia y amigos sin más, que no es poco– se ha dirigido a ella para informarse de la evolución de la cosa.
Superado el momento más antipático del mal, paso a informar por mí mismo.
Todo indica que, aunque la enfermedad se prolongue por algún día más, lo hará ya de capa caída.
Una vez neutralizada del todo, habré de dedicar otro tanto a recuperar fuerzas, porque pasarse varios días sin comer nada o casi nada debilita lo suyo.
Esos días me vendrán igualmente bien para poner la voz a punto, porque el caso es que me he quedado bastante afónico, cualquiera sabe por qué.
Por resumir: que notablemente mejor.

Escrito por: ortiz.2009/03/18 06:00:00 GMT+1
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (10) | Referencias (0)

2009/03/15 06:00:00 GMT+1

Enfermo

Llevo varios días con problemas gástricos de importancia, que desde el pasado viernes por la noche se han agravado de modo preocupante. No puedo comer nada (nada de nada) y me paso el día vomitando. Menos mal que había dejado hechas las columnas del sábado, el domingo y el lunes. Si el lunes por la tarde sigo igual, iré a urgencias. Me aterra la idea de que me ingresen. Aunque trate de dejar unas cuantas columnas de adelanto, la hipótesis no puede ser peor para alguien que vive de escribir a diario y que es trabajador autónomo. ¿Tendría condiciones para usar el ordenador portátil en el hospital? De momento, ya me he visto obligado a renunciar a una conferencia que tenía que dar en Córdoba y que ya tenía escrita. Imposible viajar en el estado de debilidad en el que me encuentro.

En todo caso, os ruego que de momento no tratéis de poneros en contacto conmigo hasta nuevo aviso.

Escrito por: ortiz.2009/03/15 06:00:00 GMT+1
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (27) | Referencias (0)

2009/03/04 06:00:00 GMT+1

¿Cambios laborales?

Me preguntan algunos amigos si no creo que, en el caso de que el PSOE se haga con el Gobierno vasco –y, en esa medida, con el control de la radiotelevisión pública vasca–, no correrá peligro mi colaboración sistemática con Radio Euskadi. Mi respuesta empieza ya a ser aburrida, por lo mucho que la uso: ni idea.

Hace años, en vísperas de no recuerdo qué elecciones autonómicas, una maquilladora de ETB me contó que un personaje prominente del PP vasco le había dicho, cuando ella le estaba poniendo esos polvos espantosos que te echan en la cara para que no haga brillos por la tele: “Y después de las elecciones, ¿a qué vas a dedicarte?” La chavala se quedó de piedra. Aquel tipo daba por hecho que, si ganaban ellos, meterían a “su gente”, a todos los niveles.

Lo mismo ahora la coalición PSE-PP-UPyD también entra con ese espíritu en EITB y opta por hacer una buena limpia. De ser así, no me extrañaría que me dejaran fuera. Qué se le va a hacer.

De la televisión pública vasca me despedí por propia voluntad, aburrido de tener que viajar todas las semanas a Galdakao para acabar hablando de chorradas. Y eso que ETB pagaba bastante mejor que la radio. En Madrid he renunciado a participar en diversas tertulias de la tele por razones similares. Son de una frivolidad insufrible.

Si me despiden de Radio Euskadi, pues recojo los bártulos, reajusto el presupuesto y santas pascuas. Me da que puedo morirme de bastantes cosas, pero no creo que vaya a ser de hambre.

Escrito por: ortiz.2009/03/04 06:00:00 GMT+1
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (13) | Referencias (1)

2009/03/02 07:30:00 GMT+1

Nada es tan sorprendente

Me referí ayer a la opinión, bastante generalizada entre los especialistas en el análisis de la política vasca, de que la candidatura de Ibarretxe dependía del porcentaje de participación: a más votos, más posibilidades de reelección del lehendakari del PNV; a menos votos, mejores expectativas para el aspirante del PSE, Patxi López. La abstención fue tremenda (34,12%); superior a la de las elecciones de 2005, que ya había sido importante (32%). Una de cada tres personas con derecho a voto en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) renunció ayer a presentarse ante las urnas. ¿Por qué? Las abstenciones, lo mismo que los votos, no se interpretan: se suman. Tengo mis sospechas, por supuesto, pero las aparco, porque no son más que sospechas.

He publicado hoy en Euskadi un artículo en el que insisto en un punto que no siempre se tiene suficientemente en cuenta, porque la mayoría de los medios de comunicación ponen el acento en la cantidad de escaños parlamentarios logrados por cada partido y no en el número de votos. En la CAV, los tres territorios históricos (Guipúzcoa, Álava y Vizcaya) eligen el mismo cupo de parlamentarios, aunque sus poblaciones sean muy distintas. Es una especie de peculiar confederalismo, que proviene de la tradición foral, en razón del cual el voto de una persona censada en Álava acaba valiendo –dicho sea a grandes rasgos– dos veces más que el de otra que reside en Guipúzcoa y tres veces más que el de otra que deposita su papeleta en Vizcaya. Dado que Álava es la provincia menos proclive al nacionalismo vasco y con más inclinaciones derechistas, su voto desequilibra el conjunto en una dirección que no es representativa del conjunto. Pero, si dejamos de lado el número de escaños (que ya sé que, al final y en términos políticos, es lo que cuenta) y hacemos la suma de los votos emitidos, comprobamos que el bloque autodeterminista, por así llamarlo, sigue siendo mayoritario en la sociedad vasca.

El otro factor clave que distorsiona el resultado electoral de ayer es la ilegalización de las candidaturas ligadas a la izquierda abertzale heredera de Herri Batasuna. Su llamamiento al voto nulo ha obtenido un resultado importante: casi un 9% de los electores depositaron papeletas a su nombre, a sabiendas de que serían anuladas. Vuelvo a lo de antes: eso no representa nada en términos parlamentarios, pero sí en la consideración sociológica de la CAV. Con estos y otros cambalaches, Patxi López podrá ser lehendakari, pero lo será en condiciones extremadamente precarias, con la mayoría social en su contra y sometido a una presión que veremos cuánto aguanta.

Como ya he dicho otras veces, ésa es una hipótesis que no me desagrada demasiado. Podría contribuir a dinamizar algo la sociedad vasca, a la que veo bastante amodorrada. Y sacar de sus poltronas a muchos que llevaban ya varias décadas amoldados a ellas.

Otro día hablaré del castañazo que se han dado Eusko Alkartasuna y Ezker Batua. Lo de EA me pilla un poco lejos, porque no es mi negociado, pero lo de Madrazo me parece de aurora boreal. Llevo casi dos años tratando de quedar con él para expresarle mi desacuerdo con la línea que estaba emprendiendo, pero se ve que nadie le pasó mis recados. Ahora ya da igual.

Escrito por: ortiz.2009/03/02 07:30:00 GMT+1
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (10) | Referencias (0)