Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2019/11/09 00:10:21.541191 GMT+1

Las tapas y las trampas

Nunca se publicó "Teoría y praxis de la camtrampaña electoral". Tampoco. Aunque el caso sea que paulatinamente las campañas electorales tienen cada vez más trampas. Hace casi dos años se me ocurrió ugrafiar, también en jornada de reflexión - que tiene su morbo, se supone- sobre la ‘camtapaña' de ‘estapañolistas' y ‘catapalanistas'. Me parecía -y me sigue pareciendo- que los dos topónimos, Catalunya y España, o viceversa, tapaban -y tapan- demasiados asuntos serios y prioritarios. Era y es un juego de sílabas, más que de palabras, pero es que hasta en eso esos dos nacionalismos, el centrípeto-violento y el centrífugo-volátil, van a la par.

Hace unas semanas un buen amigo me respondía a lo de Estapaña y Catapalunya. "Peor que sean una tapa, es que son una trampa". Actualizo, pues, la hipótesis, con esa rima en asonante : nos amenaza una doble trampa. La del catrampalunismo y el estrampañolismo. Y de nuevo, equidistintos como dijo alguien, en medio de ambas burbujas de autoconsumo y autorezumo, nos encontramos quienes no queremos dar la razón a ninguna de las dos sinrazones. Por principios y por finalidades, pues ni unas banderas ni otras nos dicen nada. Y aun menos nada nuevo.

Y conste que sigo constatando grandes diferencias entre uno y otro banderío. No soy equidistante en ese sentido, no. Tal como he escrito más arriba, lo violento lo veo en la trampa centrípeta, esto es, en el españolismo. Por más que se empeñen en trampear la realidad, por más que se publiquen machaconamente chorradas y simulacros sobre el ‘terror indepe', y aunque tanta goebblesiana mentira cree un matrix patriotix tan anticatalán como absurdo en todo el estado, desde mi percepción si acaso hay un independentismo más suave, aterciopelado y pacífico que el catalán debe ser en otro planeta. Diez años y, solo diez años después, unos cuantos contenedores ardiendo, en fin... como que no veo yo que eso sea tan fiero como lo imprimen.

En cambio, sí considero que ha sido violencia la prisión preventiva y aun más la sentencia vengativa. Me parece una vergüenza que, así como en lo económico Bruselas ordena y manda ipso facto, en lo judicial los tribunales europeos se permiten cinco años de jet lag para poner a sus estados miembros en línea y en concordancia con los derechos elementales. A buenas horas sentenciaron ‘allá arriba' que lo de Otegi era injusto: después de cinco años de cárcel.  Otra prueba de que de momento la Unión Europea es ante todo bancaria y pecuniaria, pues se adapta a todos los abusos de poder regionalizados mientras no les toquen los mercados.

La cuestión es que todo es empeorable, y al PSOE le va más el riesgo a propiciar un trifachito que el presunto riesgo de hacer las cosas como se han hecho en Portugal. Porque esa es la gran ironía ibérica: Lo que estos últimos cuatro años ha funcionado en el estado contiguo -por más que lo llamaron 'chisme', 'artilugio', la 'geringonça' funcionó- resulta que no se puede dar en el Reino bubónico porque no puede ser. Y claro, todas las portadas a diario y a telediario, mirando para la vía Laietana pero nunca para la lusitana... Así, en vez de aprovechar un ejemplo, bien cercano y contrastable, se prefiere desenterrar los más rancios supremacismos franquistas. Y que no podría dormir, dice el jeta en funciones, o le dicen que diga, seguramente. Ay ay, el PSOE más que el centro parece que quiere ser el ‘partido batamanta'.

Claro que, igual que hay una trampa en todo ese supremo involucionismo centrípeto, no dejo de ver otra trampa en la centrífuga burbuja indepespeculativa... Como también digo arriba, frente a la violencia estrampañolísima, cada año estamos más entrampados en la volatilidad catrampalanista... no hay atisbo, ni se espera por el momento, de apoyo mínimo por parte del exterior. No al menos mientras, como digo, los mercados no lo necesiten. Por eso me sigue pareciendo tan iluso creer que basta con seguir estelada en alto para conseguir avanzar. Porque darse coscorrones contra un muro yo no lo veo avanzar, vaya.

Toda esta trampa solo tiene un tipo de soluciones, y todas pasan por un cambio de estrategia que desencarrile los dos trenes que no van a ninguna parte. Creo que es muy acertado el slogan de En Comú Podem: si quieres soluciones, vota soluciones. De lo que se deduce que si quieres problemas, estupendos, nuevos, pero sobre todo más problemas, entonces elige entre todos los demás. Y es que además, pues eso, cada vez hay más.

Pues eso, ahí dejo mi propaganda-reflexión. Con o sin perdón. Y ya si eso otro día hablaré de lo del Errejón.

 

Escrito por: pakua.2019/11/09 00:10:21.541191 GMT+1
Etiquetas: politica palabras nacionanismo nacionalismos catalunya represión dicotomías comuns nunca-publicado | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)