Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2008/06/30 06:30:00 GMT+2

¿Todos con España?

Lo oí ayer durante todo el día hasta la saciedad y eso que huí de los tropecientos programas especiales de radio y televisión que se realizaron hasta el comienzo del partido de marras y, con todavía mayor determinación, de los que se celebraron después: “¡Todos con España!” (o, alternativamente, “¡Todos con la roja!”).

Dos problemas en tres palabras.

Primero, lo de “España”. No insistiré demasiado –ya he desarrollado ese argumento otras veces– en que la Federación Española de Fútbol es un ente semiprivado que no sólo no depende de los poderes legítimamente electos, sino que se permite contrariarlos cada vez que se le pone. Que al equipo de fútbol que ella elige se le llame “España” no pasa de ser una licencia hiperbólica, comprensible a los efectos de una competición, pero carente de rigor.

Una vez recordado eso, llamo también la atención sobre el hecho de que la España que ese equipo simboliza, con independencia de que a algunos de sus integrantes les repatee, es sólo una de las Españas que hay. Ésa, la que ayer se impuso en todos los terrenos, pero sobre todo en el de los medios de comunicación, no es “la roja”. Es la roja y gualda: la que se pone firme ante el tachún-tachún de la Marcha Real, la que se embelesa con la presencia de los reyes y los príncipes, la del toro de Osborne, la de Manolo el del bombo, la que se deshace de gozo porque “hemos ganao a los mejores”, la del “España, España, España es cojonuda” y la de “con un par”. Hay muchos españoles –españoles de DNI, que al final es lo que cuenta a efectos estadísticos– que sienten repelús cuando ven a esa España a sus anchas, encantada de haberse conocido.

Ayer yo no quería que ganara la selección de Alemania. Tengo excelentes amigos alemanes –ninguno demasiado patriota–, y he conocido futbolistas alemanes de una calidad y de una inteligencia formidables, pero reconozco que, como diría Woody Allen de Wagner, cada vez que oigo las notas marciales del Deutschland über alles me entran ganas de invadir Polonia. Su estilo de juego, basado en el empuje y la superioridad física, me apabulla y, a la vez, me aburre. Es como si estuvieran preparándose en todo momento para pasar por encima del rival con un panzer. Ese tipo de sentimientos (pero sólo ése) me hizo simpatizar a partir del minuto 20 con la selección española, que hacía un juego mucho más divertido e imaginativo; técnico y, a la vez, sorprendente. Cuestión de gustos futbolísticos.

De modo que, aunque no estaba “con España” de antemano (no tenía ese prejuicio o, como dijeron en un informativo de RNE, ese “perjuicio”), el resultado del partido no me disgustó.

Hasta que el árbitro pitó la conclusión del encuentro y se desató la explosión delirante de nacionalismo españolero.

Apagué la televisión y me fui a la cama. Probé a encontrar alguna emisora de radio que no describiera enfervorecida el desparrame patrio, para que me ayudara a dormir con placidez, pero no la encontré. No se me ocurrió buscar Radio Clásica. Así que me dormí sin radio.

Coda.– Hubo un rato por la tarde en el que, tratando de huír del acontecimiento del milenio y también por curiosidad, me puse a navegar por las cadenas que se emiten vía satélite, que son la intemerata. Cientos. Encontré una que me pareció una parábola parabólica: se llama Télé Réalité (o sea, Tele Realidad) y no emite nada.

Escrito por: ortiz.2008/06/30 06:30:00 GMT+2
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (12) | Referencias (2)

Comentarios

Usted no es justo con el himno alemán, Sr. Ortiz. Es uno de los pocos himnos de este mundo de desgracias compuesto por un gran compositor -Joseph Haydn-, tiene el privilegio de haber sido himno de dos países distintos -Alemania y Austria-Hungría- y versos impagables como el que exalta "las mujeres alemanas, la lealtad alemana, el vino alemán y las canciones alemanas". Su relación con el nazismo es prácticamente irrelevante -los nazis habrían adoptado cualquier otro himno que pudiera tener Alemania en aquel momento-, y, yo qué quiere que le diga, no pude evitar una sonrisa al oírlo después de haber escuchado la charanga esa de los Granaderos. (Por cierto, he leído en alguna ocasión que la "Marcha de los Granaderos", también conocida como "Marcha Real", fue declarada himno oficial de la Patria en tiempos de la I República. ¿Alguien podría confirmarlo o desmentirlo? Sería demasiado bueno como para ser cierto.)

Escrito por: Oriol.2008/06/30 07:41:0.081000 GMT+2

Perdón por seguir aburriéndoos. He estado investigando el origen de la "Marcha de los Granaderos" (en Wikipedia, no creáis), y parece que data del siglo XVIII, se volvió himno oficial con Isabel II, y durante la I República se mantuvo como himno oficial porque fueron incapaces de ponerse de acuerdo en ningún otro. Lo mejor de todo es que, según parece, se trata de un plagio de una canción andalusí del siglo XI, obra de un místico islámico. Su letra original -traducida del árabe- era: Acaso la perfección de la belleza no te dejó ver el cansancio de mi mente. Aquel que te envió me respondió con la somnolencia de mis párpados. seguí con las hermosas y vivo esclavo de mis deseos. ¡Si pudiera ver con mis propios ojos a mi Señor!, ¡ay! Si pudiera verlo. Contemplar tu belleza vivifica mi corazón, compadécete, tú que das la vida al desfallecido, tu amor me agotó. Tu belleza hermosa, por su hermosura es bella, guía y seductora, locura para el que agoniza de amor. Aquello que era guía se convirtió en un sueño, y antes de caer en el amor, él me dominó, me venció y gozó con su dominio, penetrando en mi cuerpo. Quise ser sumiso y no atendió mi deseo. Si me hubiera escuchado, o hubiera estado cerca de mí, con su ayuda me habría rescatado. Contemplar tú belleza vivifica mi corazón, compadécete, tu que das vida al desfallecido, tú amor me agotó." En fin, también había oído que "Els Segadors" -himno de la gloriosa nación catalana- procede de una canción de siega con versos obscenos. Ya veis que bajo el sublime manto de la patria se ocultan a veces aspectos más agradables de la vida.

Escrito por: Oriol.2008/06/30 08:11:13.257000 GMT+2

Muy bien documentado, Oriol. Sólo un par de detalles: si no estoy equivocado, Haydm no compuso ningún himno, "lo que suena" es un movimiento de uno de sus cuartetos de cuerda que fue posteriormente reciclado a himno, efectivamente, del Imperio Austro-Húngaro, y después del Dritten Reich alemán. Es la conexión hitleriana la que lo salpica, que no otra cosa. A mí me gustaba el pegadizo y facilón "Auferstanden aus Ruinem" de la ex-DDR, en el fondo es de espíritu cuasi-franquista, pero es la demostración palpable que una ordinariez tal como el franquismo jamás hubiera podido parir algo así. La Marcha de Granaderos es, efectivamente, una marcha vulgar y corriente que no tiene nada del otro viernes, yo me fiaría de la Wikipedia pero no de la Wikipedia española ni de nada que emane de ella (sobre todo si tiene la más remota conexión con alguna esencia patria). Aparte, conviene verificar siempre las fuentes. Se tocaba con flautitas de esas que suenan en las pelis de la revolución americana, y así interpretada tiene un sentido musical estético, pero el bodrio que se ha hecho desde ahí... dado que es una marcha real (no un himno, jamás lo ha sido, también aquí tenemos la Marcha del Antiguo Reino, que sí es medieval y se nota), lógicamente va vinculada a la monarquía, así que comparto tus risas xDDD. Ignoro la razón de ponerla de himno, supongo que porque es ramplona y zafia. Els Segadors tiene dos partes diferenciadas (esto lo sé gracias al impagable Jordi Savall), una más antigua sobre la que se dicen muchas cosas, y luego el añadido probablemente del siglo XVIII de "Bon cop de falç"... Ya le gustaría a España tener un himno remotamente parecido a ese xDDDD. En cuanto a la victoria de la selección española, estará bien que en agosto, cuando acabe otro bodrio patriotero olímpico y los chinos decidan exactamente qué hacen con papelitos del Tesoro de los EEUU, sepamos lo que se van a embolsar esos patriotas-profesionales a cuenta del erario público, que a fin de cuentas la RFEF mete tajada en todas partes, como siempre ha sido en este lamentable Estado tan propenso a mezclarlo todo en aras de una provechosa confusión caótica (para retratar lo español, nadie como Buñuel, en cambio Almodóvar es más específicamente franquista).

Escrito por: Ego.2008/06/30 09:07:6.222000 GMT+2

Al margen de  la chachara de las Naciones.
Se puede  disfrutar cuando se ve un partido de futbol del aspecto deportivo. Yo disfruté de ese aspecto, al igual que disfrute cuando deportivamente hablando, técnica y tácticamente, Turquía lo hizo con estilo, incluso Holanda en ese primer partido. Los deportistas del equipo que se enfrentaba a Alemania,  fueron sencillamente artistas de su juego, disfrutaban de la dinámica del mismo, de saber qué hacer, cómo hacerlo, de cuando hacerlo, y disfrutaron de manera individual y de manera conjunta, y eso me gustó. Si yo pudiera trabajar así le aseguro que me gustaría  mucho mi trabajo.

Escrito por: aitortxu.2008/06/30 09:26:8.397000 GMT+2

Me ha encantado el apunte. Sólo añadir un detalle: a Woody Allen lo que le daba ganas de invadir Polonia era la música de Wagner, no el himno alemán.

Escrito por: Iñaki.2008/06/30 09:44:28.882000 GMT+2

realmente la exhibicion de la seleccion española anoche, fue muy buena; en los ultimos once años (los que resido en España), nunca habia visto jugar asi (ni cerca) a la seleccion.- ahora lo que tendriamos que tratar es que el seleccionador (sea quien sea), evite las salidas de tono como "digale al negro que ud. es mejor" o la otra al recibir un ramo de flores al llegar a la ciudad donde se disputaria un partido "estoy yo para flores, que no me entra un pelo de gamba por el culo"; al mismo tiempo, si el maximo mandatario de la RFEF, no consigue decir "FUTBOL", al menos que diga "FUBOL", pero por favor jamas "FURRBO".- aparte de estas pavaditas, sin duda alguna por primera vez España ha jugado a "algo", un sistema bien aprendido, con humildad, sacrificio y buen hacer por parte de todos y cada uno de sus integrantes; posiblemente sea porque salvo uno o dos de los jugadores, los demas tenian hambre de un titulo internacional importante; los dos señalados (Casillas y Pujol), muy buenos profesionales y mejores personas, lideraron y acompañaron en todo momento al magnifico grupo formado y concienciado para el exito por Luis Aragones.- un saludo y FELICITACIONES.

Juanka

Escrito por: juan carlos arrien.2008/06/30 09:49:33.786000 GMT+2
juanka

Es muy significativa la portada de hoy de Público. Hay unas 15 noticias en plan "Europa se rinde a los pies de España", y luego, casi desapercibida "El Euribor estrangula el bolsillo de las familias españolas". Pues eso, que ya ni siquiera es pan y circo, sólo es circo. Qué ganas tengo de seguir siendo español! 

Escrito por: Alberto.2008/06/30 12:13:13.675000 GMT+2

Para himno guapo el de Rusia, y antes de la URSS.

Escrito por: Txema.2008/06/30 15:01:42.743000 GMT+2

Hace un año, "Incitatus" escribió este delicioso texto sobre el himno español. No he logrado que me funcionase el enlace directo, por eso he decido reproducirlo

Cantemos juntos un Himno de amor

@Incitatus
http://www.elconfidencial.com/saltiberio/indice.asp?id=4725

Sábado, 09 de junio de 2007

Bien, vamos a tomarnos en serio de una vez esto de la nueva letra para el Himno Nacional de España porque el asunto ha llegado ya a los albañales televisivos del Tomate y del Wyoming (quién te ha visto y quién te ve, oh sombra de lo que eras, convertido hoy en un pudridero televisado; supongo que el director de tu sucursal bancaria estará besando por donde pisas, como dijo en su día el prostituido Javier Sardà); decía que vamos a poner orden en esto del Himno nuevo porque las cosas están llegando demasiado lejos. Así que actuemos científica y didácticamente. Síganme sin miedo.

1. CONTEXTUALIZACIÓN HISTÓRICA

El Himno Nacional de España no tiene letra por dos razones. La primera es que no está pensado para tenerla. La segunda es que nadie la ha inventado, porque aquí no somos ingleses. Me explico:

Si hay que hacer caso a la tradición (y ya dijimos la semana pasada que siempre conviene hacer caso a la tradición; si no acaba uno por llevarse unos disgustos espantosos), la Marcha Real, Marcha Granadera o Marcha de Granaderos fue el regalo de boda de un rey a otro. Federico Guillermo I de Prusia, llamado el “Rey sargento”, tenía verdaderas dotes para la interpretación musical, sobre todo con la flauta. Aunque no tenía tantas luces para la composición, pero esto él no lo sabía y desde luego nadie se lo dijo, así que, cuando su sobrina y ahijada María Amalia de Sajonia se casó en 1738 con el jovencísimo y narigón rey Carlos VII de Nápoles, el monarca prusiano regaló a los novios… ¡una partitura suya! Oooh, qué detalle. Se trataba de una brevísima tontería, en realidad un toque militar de “llamada” como hay tantos, y estaba pensado para que lo hiciesen sonar pífanos (pequeñas flautas de sonido agudo) acompañados de tambores. Nada más. De ahí su increíble simplicidad melódica, su carencia de modulaciones, su hipotético “bajo” con sólo dos notas (la tónica y la dominante, no hace falta más) y su brevedad. En realidad se trata casi de un toque militar para corneta. No tiene más ambiciones. Ni el talento del rey alemán daba, la verdad, para otra cosa.

Pero era pegadiza. Eso no lo duda nadie. Y al rey Carlos le gustó. Cuando en España se murió Fernando VI (fue en 1759) y su hermano Carlos VII de Nápoles pasó a ser Carlos III de España, se trajo con él la chorradita musical del egregio tío prusiano. Ya sale en las Ordenanzas Militares de Manuel Espinosa, en 1761. Y nueve años después, Carlos III, en un conmovedor arrebato sentimental, decidió elevar a la dignidad de “Marcha de Honor” aquella cosita tonta del pelmazo tío Federico. El motivo era emocionante: cada vez que oía aquella cosa tan delicada se acordaba de la boda con el amor de su vida, la reina María Amalia, que se había muerto en 1760. El desolado Rey nunca se volvió a casar y aquella marcha para flautín, a fuerza de ser interpretada cada vez que Carlos entraba o salía de un acto oficial, acabó tomando carácter de “Marcha Real”. Y así hasta hoy. Naturalmente, sin letra: cómo la iba a tener un toque militar.

(Paréntesis por lo que decíamos antes: tampoco tiene letra oficial el himno británico. El también simple pero bellísimo God save the Queen es, en realidad, una melodía de autor desconocido que surgió, se supone, a principios del siglo XVIII. Nadie sabe quién puso la letra y ésta jamás ha sido reconocida como himno oficial por el Parlamento, pero la gente la hizo suya y todos la cantan –también los reyes, por supuesto– desde entonces. Pero aquí no somos ingleses y 1.- Nadie ha logrado ponerle a la bobadita de tío Federico una letra que cuaje. 2.- También es verdad que la bobadita del tío Federico no puede compararse, musicalmente, con esa joya que es el himno inglés).

2.- PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Muchos poetas y escritores han tratado de ponerle letra a la Marcha Real. El egregio Ventura de la Vega trató de imitar el God save the Queen: hizo sólo cuatro versículos y se la pegó, nadie le hizo caso. El venerado Eduardo Marquina, a principios del siglo XX, volvió a intentarlo: “Gloria, gloria, / corona de la Patria, soberana luz / que es oro en tu Pendón. / Púrpura y oro: bandera inmortal / en tus colores, juntas, carne y alma están”. Aquello era una cursilada insoportable. Además, con lo del oro y lo del pendón la gente se reía muchísimo, porque todo el mundo sabía de los dinerales que se gastaba el rey Alfonso XIII (un pendón desorejado) con sus diversas amantes, a alguna de las cuales quiso con toda su alma y de ahí el insufrible tío Leandro y otros daños colaterales.

Tercer intento: en tiempos de Franco se puso al asunto nada menos que José María Pemán, a quien la historia señalará siempre con su dedo inexorable por haber perpetrado aquello de “Viva España, / alzad los brazos hijos / del pueblo español / que vuelve a resurgir: / gloria a la Patria que supo seguir / sobre el azul del mar / el caminar del sol”. Sólo Les Luthiers, con aquella obra maestra de “Ya el sol se asomaba en el Poniente, / ya el cóndor surcaba el firmamento” (melodía del coronel músico Nepomuceno de Alfa con letra del coronel de cocina Lamberto Loplatto, dicen) lograron superar aquella chundachundez en verso patriótico-marítimo-terrestre-estratosférico.

Hoy el problema es otro. La Marcha Real sigue sin letra, pero la gente del deporte no lo puede soportar porque, cuando sale al campo la selección española, todos los demás cantan su himno y nosotros no. Eso es un urgente, ¡inaplazable! asunto de Estado.

Comparemos. En los estadios, los alemanes, que no tienen ningún problema con su identidad nacional y con su conciencia de alemanes, cantan una bellísima melodía de Franz Joseph Haydn con una letra cuidadosamente desmochada de sus adherencias ultranacionalistas, pero que expresa un hermosísimo amor por Alemania. Los británicos, con su maravilloso Anthem, entonan unos versos que parecen escritos por un niño de seis años, pero que convocan a todos los conciudadanos en torno la figura cardinal e indiscutible de la Reina. Los franceses, que se sienten todos absolutamente franceses (bien, hay diez doce corsos que no) sin dificultad, se arrancan con La Marsellesa, que tiene el récord mundial de sanguinolencia en verso sobre pista cubierta.

Los italianos vibran con el operístico Fratelli d’Italia, un canto desgarrado contra la división de los italianos (no olvidemos que italianos ha habido siempre, pero que Italia, como Estado, es apenas adolescente: nace en 1870) y que fue declarado himno nacional hace tres años. Y no les pasa nada, ¿eh? Los rusos, que se han vuelto más rusos que ningún otro ruso en la historia desde el zar Iván el Terrible, no han tenido la menor dificultad en recuperar la estremecedora partitura de Alexandr Alexandrov, compuesta para himno de la Unión Soviética: es, sin duda, una de las más bellas del mundo. ¿Saben qué? El mismo poeta que escribió la letra “estalinista”, Sergei Mijalkov, no tuvo el menor problema en sentarse al ordenador para redactar, ya anciano y exactamente sobre las mismas notas musicales, la letra “putiniana” que hoy se canta, y que dice: “Rusia es nuestra patria sagrada, / Rusia es nuestro amado país”, etc.

Vamos, por Dios: hasta los belgas de hoy, que son lo menos belga que ha parido madre desde que Julio César los definiera como los más peligrosos de todos los bárbaros, saben salvar sin la menor dificultad sus diferencias identitarias entre valones y flamencos cuando suena La Brabanzona, cuya letra, escrita a principios del XIX por Dechet, es una cura de mulo contra la más leve décima de fiebre nacionalista: “Oh Bélgica querida: / ¡Para ti nuestros corazones / y brazos y sangre, patria sagrada! / ¡Todos juramos que vivirás, / vivirás para siempre, grande y hermosa! / Oh tierra de unidad irrompible, / sé siempre tú misma insubyugada”. ¿Se imaginan que algo así se cantase aquí?

Los españoles, si queremos huir del “Lo-lo-lo-lo” que se corea en los estadios con la música del tío Federico (también está la versión “La-la-la-la”, de tradición mucho más antigua y eurovisiva: véase Massiel), nos enfrentamos a un problema que no tienen ni ingleses, ni alemanes, ni franceses, ni italianos, ni rusos, ¡ni los belgas!: hay que hacer un himno que se pueda cantar y que contente a todos. Y en el primer lugar de ese todos están los nacionalistas vascos, catalanes y gallegos, que rechazarán instantáneamente cualquier alusión a España, a la patria, a la unidad, a la Corona, y hasta a la geografía. Eso, que no pasa en ningún otro país del mundo, ¡ni siquiera en Serbia!, aquí es evidente (tendríamos que ponernos de acuerdo en el significado de la palabra aquí). Si ya hay futbolistas gilipollas que, convocados a la Selección Española, doblan las medias del uniforme futbolístico cuando salen al campo para que no se les vean las franjas con la bandera nacional, pues va a ser francamente difícil redactar una letra que contente a todos. Pero para eso estamos aquí.

3.- DESARROLLO DEL PROBLEMA

La letra del Himno Nacional de España tendría que atenerse, pues, a las siguientes condiciones:

3.A.- Huir de lo que durante cinco siglos ha sido evidente pero ahora es volátil y fungible, cuando no francamente odioso para algunos: no se deben usar las palabras España, unidad, historia, patria, concordia, todos, nosotros, rey, república, Constitución, lealtad, sangre, pueblo, democracia o hermandad. Todo eso es peligrosísimo. La palabra “consenso” se desecha también por antigua y carente ya de significado real. “Armonía” es cursi. “Progreso”, que aparece en tantos himnos latinoamericanos, sería inmediatamente tachada por el PP y por el cardenal Rouco Varela; este último vetaría también “alegría” o “amor” si no hay alusión explícita a Dios, y “libertad” en cualquier caso.

3.B.- Deben usarse, pues, términos que aludan no a esas zarandajas antedichas, sino a lo que todos verdaderamente compartimos; a lo que jamás cambiará ni periclitará, por más años que pasen; a lo que existirá siempre y a lo que todos los ciudadanos de aquí (esos que en el resto del mundo reciben el nombre de “españoles”) admitimos como realidades evidentes e incontrovertibles, como hechos inmutables que nadie, sean cuales sean sus opiniones en todos los órdenes de la vida, negaría jamás. Para el Himno Nacional deben hallarse, pues, términos y expresiones eternas, que tendrán vida y vigencia para todos durante decenas de generaciones, que reflejen lo esencial y lo inmutable del pensamiento común; palabras que reflejen una realidad que durará para siempre por encima de los más diversos avatares puedan depararnos los siglos venideros.

4.- SOLUCIÓN DEL PROBLEMA

El Instituto de Estudios Incitáticos, después de larguísimas deliberaciones y teniendo en cuenta todo lo antedicho, propone como nueva letra del Himno Nacional de España los siguientes versos, que habrán de cantarse con la música de la “Marcha Real”:

Barça, Atleti,
Sevilla, Zaragoza, Betis, Real Madrí,
Valencia y Alavés,
Depor, Mallorca y el Valladolí,
y a ver cuándo dimite Luis Aragonés.

De nada, de nada. Para eso estamos.

Escrito por: Ramón.2008/06/30 15:04:30.019000 GMT+2

Le pasa a Ud., Ortiz, lo que le pasaba a Fraga, que confundía los conceptos, las realidades, etc. Fraga confundía libertad con libertinaje y democracia con su propia voluntad. Lo suyo es más leve para el común de los españoles, aunque si tiene amigos aficionados al fútbol, esos lo sufrrán. Una cosa es España o Alemania (y sus devenires históricos), y otra cosa son los equipos de fútbol que los representan.

Que gane un equipo de fútbol no quiere decir que gane un país sino que 23 personas y un entrenador han ganado. Eso solo eso, así de sencillo. Si le gusta el fútbol, disfrute de los partidos, si no le gustan, apague la tele.

¿Que le molestan cuando gana España? Teniendo en cuenta que estamos en un país muy ruidoso, y en el que divertirse significa ensuciar y hacer ruido, y teniendo en cuenta lo poco que gana la selección, tenemos suerte. Peores son otras celebraciones, anuales, trimestrales, ...En breve, San Fermín, y el rosario de fiestas patronales o de cualquier otro tipo que jalonan el calendario. Además, Ud. es un privilegiado que puede vivir temporadas en el campo, aislado. Muchos no podmeos, por el trabajo y porque no disponemos de sueldo para pagar un dos alquileres o dos hipotecas. Y nos tragamos todas las celebraciones del fútbol, de la ciudad, del barrio, de los vecinos, ... Y como paso de tener aire acondicionado, por eso del gasto energético, si duermo con la ventana abierta, mal por los ruidos. coches, mtoos, gritos, y si la cierro, sudo hasta deshidratarme.

Escrito por: carambolo.2008/06/30 18:43:42.357000 GMT+2

Solo por ver como rechinan los dientes de "la alegre muchachada" Merece la pena esperar este Mooooonntón de años.

 

¡¡Hala ESPAÑA!!

Escrito por: ZENON.2008/06/30 21:27:32.829000 GMT+2

Hace mucho tiempo que no veia jugar al futbol como lo ha hecho la selección española durante este torneo.

Hace tambien mucho tiempo que no veía tanta imbecilidad deportiva y extradeportiva, tanta manipulación política a derecha e izquierda del arco parlamentario. La gran oligarquía puede estar satisfecha con el regimen monarquico y neofranquista  que tan solo hace un año se tambaleaba por una portada del jueves y cuatro manifestaciones republicanas.

Decir se podrían decir muchas cosas pero basta con una: hay tarados que necesitan ganar la eurocopa de futbol  para sentirse orgullosos y asi sacar a la luz sus instintos tribales y asi "Podemos" ver en cuatro al tonto el haba de manolo lama gritar como un histerico "Soyespañol soyespañol" y un montón de borregos secundandole. Claro que ellos no son nacionalistas excluyentes sino ciudadanos del mundo y todo les ha de ser perdonado y soportado.

Anoche cuando trabajaba, sobre las cuatro de la madrugada, mientras se iban apagando los ecos de la fiesta patriotera (Patria y Futbol) se me apareció Mariana Pineda (Lo Prometo) con la bandera republicana. Un momento fugaz como la vida misma pero reconfortante, muy reconfortante.

Escrito por: :-) (-:.2008/07/01 00:01:12.919000 GMT+2

Referencias

...ue me ayudara a dormir con placidez, pero no la encontré. No se me ocurrió buscar Radio Clásica. Así que me dormí sin radio. Javier Ortiz. ¿Todos con España? Apuntes del natural. 30 de junio de 2008. Remitente: 

Referenciado por: Â¿Todos con España? - Desde Jamaica 2010/07/04 12:51:47.307000 GMT+2

...onista.blogspot.com/">B. ofréceme as súas condolencias polo que sabe vai ser do meu desagrado. Referenciado por: Ortiz | Bouzafria 2015/01/23 17:34:45.398100 GMT+1

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)