Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2019/05/28 20:25:21.024446 GMT+2

Una pequeña anomalía histórica

Muchos análisis se están haciendo de las elecciones municipales de Madrid en las que Más Madrid y Manuela Carmena han perdido la alcaldía pese a ser la lista más votada de la ciudad, seguramente con poca perspectiva todavía y mucho que hilar en lo cualitativo (y su relación con lo cuantitativo). Tantos que, probablemente, sumar esa idea medio informe que todos tenemos en la cabeza sobre lo sucedido solo agregaría ruido en estos momentos. En cambio, lo que voy a hacer es señalar un asunto más bien descriptivo, pero con cierta perspectiva histórica, sobre el apoyo recibido por la candidatura de la alcaldesa, una pequeña anomalía que en sí misma no explica nada pero que, creo, señala un punto importante: la incapacidad que se ha tenido para crecer electoralmente ostentando las herramientas ejecutivas de su parte.

Tras una legislatura, el bloque heredero de Ahora Madrid, Más Madrid y Madrid En Pie, no han conseguido ensanchar la base de apoyos de 2015 en porcentaje de votos. ¿Es normal y viene dado por el desgaste de gobernar? Al menos mirando la corta historia de nuestros Ayuntamientos, desde 1979, la respuesta es no, más bien es al revés. Echemos un vistazo rápido a los porcentajes.

En las elecciones municipales del 79 el PSOE saca un 39,49% (UCD 40,29) pero Enrique Tierno Galván gobernará con el PCE, que tenía un nada desdeñable 14,69. En el 83 el PSOE sacó 48,65, por encima de AP y el propio PCE, que bajó a 6,85.

En las del 87 de Juan Barranco (que era alcalde por haber sustituido a Tierno a su muerte) saca un 40,47%. AP y CDS, sin embargo, le echaron en 1989 a través de una moción de censura, siendo alcalde Rodríguez Sahagún (CDS) el resto de la legislatura.

En el 91 Álvarez del Manzano (PP) saca un 47,24 % y en las del 95 un 52,71, bajando ya al 49,48 en la tercera legislatura, iniciada en 1999.

En 2003 entra en escena Gallardón, que sube hasta el 51,30% su apoyo y vuelve a subir hasta 55,65 en las de 2007. En esta época solo en Puente y Villa de Vallecas el PP no era el partido más votado (lo era el PSOE).

En 2011, Gallardón acusa ya un cierto desgaste y saca un 49,69%. Por hacernos una idea del panorama, el PSOE tenía un 23,93, IU 10,75 y UPyD 7,85. A mitad de la legislatura llegaría Ana Botella, a raíz del nombramiento como ministro de Gallardón.

En 2015 el PP de Esperanza Aguirre sería el más votado con un 34,57% pero el 31,84 de AM le serviría para gobernar con el apoyo del PSOE.

En 2019 Más Madrid obtuvo un 30,94% y Madrid En Pie un 2,63, de manera que entre ambos sumaron un porcentaje de apoyo mayor que en las anteriores elecciones. Por lo tanto, si consideramos solo a Más Madrid por ser el partido por el que se presenta Carmena se rompe la regla de subir, pero no así si tomamos a los dos. En todo caso, la subida es muy pequeña en relación a las de sus antecesores.

La rotundidad de los porcentajes no es muy significativa porque tiene que ver con la cantidad de partidos en liza en cada momento, cada legislatura tiene intrahistoria como para escribir una tesis doctoral y un contexto estatal que las determina, pero me parece de interés comprobar cómo todos los alcaldes electos han sido reelegidos al menos en una ocasión y han crecido en apoyo popular en su segunda legislatura –excepto Juan Barranco, que fue expulsado por la vía de la moción de censura– hasta este año (y relativamente). Entre su primera y su segunda vez, Tierno subió en torno a 9 puntos, Álvarez del Manzano casi 5 y Gallardón unos 4. Estamos, pues, ante una cierta anomalía histórica.

 

Escrito por: eltransito.2019/05/28 20:25:21.024446 GMT+2
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)