Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2006/08/24 02:32:25.644000 GMT+2

El choque de las alimentaciones

Nunca se publicó "Campos de pastillas", de Antonio Morado. Licenciado en Farmacia, Morado proponía en ese libro una nueva mirada hacia el mapamundi de las adicciones, partiendo de la base de que tales vicios provienen de un muy caleidoscópico rompecabezas, y de cómo la historia oficial borra las huellas de los primeros caldos.

Situándonos en la Edad Media como punto de arranque de la perspectiva, entonces no podría haberse hablado de toxicomanías, sino de costumbres prácticamente alimenticias. Sí, sí, alimenticias. La droga estaba en la cesta de la compra, sin más, de todo quisqui, en prácticamente todas las familias. En cada continente una costumbre, un remedio, o unos cuantos, pero siempre uno especialmente tradicional y cultural. Esas 'prescripciones' llevaban a las personas un alimento, en el sentido intrínseco de la palabra: alimento se relaciona en su étimo con altura, y alt (old en inglés) vendría a ser algo así como 'crecido, ya alimentado'. Pues eso.

En Norteamérica peyotes y psicotrópicos; en Sudamérica la hoja de coca; en Europa vinos, cervezas, licores (alcohol en suma); en la zona árida, del Sahara al Gobi, aunque el camino de expansión fuera inverso, el hachís; en la China y sus conchinchinas el opio; y así hasta las vete a saber tú qué palmeras en las islas más pacíficas.

Todo en relativa armonía. Todo parte del todo. Hasta que llega la barroca expansión mal llamada europea y zas! se rompe para siempre esa ecología milenaria. El ejemplo más claro es el del uso del opio en China: Durante siglos, antes, fue en exclusiva una especie moral de plan de pensiones. Si veían a un joven meterse unas pipadas le zurraban de lo lindo. Esa cosa era sólo un premio para jubilados, pero llega la Union Jack y catacrac!, pone en manos de jóvenes su comercio, y con ello a su alcance el gran pelotazo, después del cual, dirían los chinitos, 'pues que trabaje Rita' (o Lita, da igual)... resultado: todo el esquema social de obediencia y respeto a los mayores, por los suelos. Y ep! no hablando aún de cuando el opio se lleva a laboratorio y se convierte en morfina, ni de cuando la Bayer (la de la aspirina, sí, esa misma) saca de ella la heroína. Ahí ya entra la industria, que cuando oye la palabra cultura, ya se sabe, echa mano al talonario.

El ensayo de Morado, muy sobrio pese a las apariencias del apellido, redibujaba un hipotético mapa de pastillas alimentarias que no hubiera pasado por el tamiz del 'encontronazo' entre la cultura de puedo-y-mando y las demás culturas del callo-y-compro.

Otro desequilibrio de raiz, pues. El occidente triunfante imponiéndose a todas las demás orientaciones anteriores.

Hace poco husmeé en un librote etimológico sobre el origen, valga la redundacia, de la palabra 'oriente'. Da 'oriri' (nacer, levantarse, el sol, se sobreentiende). Y occidente da una forma hija de 'cadere' (caer, el mismo sol, claro).

El tema de las drogas, sobre todo por su pluralidad y por sus matices, daría para largo. Pero en fin, de momento voy a caer en un modoso silencio. Que no se diga que me sobrechuto, digo que me sobredosifico. Pues eso, que el de Morado tampoco se publicó, pero que no hay olmo seco mientras quedan ganas de pintar más hojas. En el fondo, las drogas son al alimento lo que la poesía al alfabeto. O no, bueno, pero queda bonito.

Escrito por: pakua.2006/08/24 02:32:25.644000 GMT+2
Etiquetas: perspectivas oriente nunca-publicado drogas occidente | Permalink | Comentarios (7) | Referencias (0)

Comentarios

Hola Pako,

Me alegra saludarte en este muy sugerente apunte tuyo.

Parece claro que el alcohol contribuyó a eliminar gran parte del problema nativo en las américas de hace 500 años. Y, la verdad, si veo en lo que ha convertido a un presidente de gobierno como G.Bush me doy cuenta de que, sí, el alcohol es muy pernicioso.

Escrito por: Miguel.2006/08/24 09:28:25.441000 GMT+2
http://www.trebol-a.com/author/miguel/

"¿Cuál es el problema de las drogas?

El problema es el singular." Pako dixit.

Recuerdo haberte oído esta frase o parecida en una de esas veladas badlaneras. Me pareció muy lúcida, ¿es tuya?. Creo recordar que venía a cuento de un trabajo que habías hecho para la "uni", un trabajo acerca de las drogas. ¿Es posible conseguir ese trabajo? Me gustaría leerlo.

Imagino que conocerás a Escohotado, bueno, la suposición ofende...

Un saludo

Toni

Escrito por: Toni Ibarbia.2006/08/24 10:24:9.470000 GMT+2

Saludos, Miguel. Con lo de la Ley Seca ya me daba para otro libro, pero sí, el 'agua de fuego' se las trajo. Aquí el deje de Maragall es más una pose que nada, yo creo.

Saludos, Toni. La frase era mía, sí, pero fue en un debate en clase, no en un texto. Es que hay más drogas que longanizas. A Escohotado aún no lo he leído, no. Dicen que muy bueno cuando habla de lo que sabe, pero que cuando no, no tanto. No sé, no puedo opinar.

Escrito por: pakua.2006/08/24 17:08:54.421000 GMT+2
drogafías

Caro Pako

 

  Muito bom este livro do Morado... vamos conversar mais a respeito...

 

  Já ouviu falar da www.yomango.net ?

 

  Aguardo resposta (me manda um mail qualquer coisa)

Escrito por: Lucas Arcturus (Brasil).2006/08/25 23:51:48.016000 GMT+2
www.ieieiequatroqueijos.blogspot.com

Las drogas son uno de los tabúes más absurdos y sin embargo más exitosos, que ha logrado imponerse en buena parte del mundo a la razón y al hecho de que cualquier persona consume algún tipo de droga a lo largo de su vida. Creo que el hecho de que la política prohibicionista haya coincidido con el desarrollo del capitalismo industrial en el siglo XX no es casualidad. La prohibición de la marihuana en Estados Unidos a principios del siglo XX se implantó para controlar la mano obrera migrante procedente de México. Esa y no otra es la razón de ser de esta política hipócrita, el control social: de las clases peligrosas y revoltosas (negros e hispanos en Estados Unidos, jóvenes de toda condición), hasta de países enteros (Bolivia, por ejemplo). Lo más triste es ver a mucha gente de izquierda pregonar la misma moralina reaccionaria de la derecha. 

Escrito por: Samuel.2006/08/26 17:59:47.330000 GMT+2

Escrito por: roy.2006/09/04 15:20:56.176000 GMT+2

"Y les voy a plantear el concepto de que efectivamente no hay ninguna diferencia entre un alimento y una droga, o sea, son categorías artificiales que manejamos para clasificar ciertas cosas. Cualquier alimento que tomamos para nutrir el cuerpo es una fármaco, es una droga, y cualquier cosa que llamamos droga tiene su lado alimenticio. Y nos evitaría muchos problemas si pudiésemos discutir fenómenos de embriaguez en este contexto, como un fenómeno de alimentación y no algo diferente o extraño. Como ejemplo les voy a dar la leche, sea materna o de vaca, la leche contiene morfina en bajas cantidades y también tiene otros fármacos activos. La misma proteína de la leche, la caseína, cuando se digiere en el estómago es cortada en pedazos por las proteasas del estómago y muchos de estos pedazos son opiáceos, se llaman casomorfinas, o sea morfinas de caseína, la proteína de la leche. Entonces, aun digiriendo las proteínas de la leche producimos opiáceos que se llaman exorfinas, para distinguirlas de las endorfinas que producimos nosotros. Y se han documentado sus efectos neuroquímicos e impacto específico sobre receptores. Incluso algunas de estas casomorfinas llegan al cerebro."

De Farmacofilia e Idiosincrasia, Jonathan Ott

Escrito por: ddaa.2006/10/23 12:09:18.644000 GMT+2
http://www.fac.cc

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)