Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2008/09/10 13:50:00 GMT+2

Rokia Traoré. «Tchamantché»


[Tâma Productions/Universal Music France, 2008]

Dedicado a su paisano y maestro Ali Farka Touré, Tchamantché es el cuarto álbum de Rokia Traoré. Después de tres excelentes trabajos: Mouneissa (1998), Wanita (2000) y Bowmboi (2003), marcados por los sonidos de los instrumentos tradicionales de Mali, Rokia decide dar un nuevo paso buscando otras formas de expresión musical.

En estos tiempos en que el negocio en torno a la (mal) llamada “World Music”  ha llevado a recurrir en demasiadas ocasiones a los estereotipos folclóricos para abrir las puertas al reconocimiento de los artistas africanos en occidente, se agradece la sinceridad de alguien como Rokia Traoré, que no puede –ni quiere- añadir a sus méritos el exotismo de pertenecer a una estirpe de griots o de príncipes mandingas, y que ni siquiera tiene familiares campesinos o cazadores.

Ella es una chica de ciudad que recibió una educación cosmopolita viajando con su padre diplomático a diferentes destinos,  y se reivindica una mujer normal, perteneciente a una generación que recibe sin miedo las influencias de los cambios que se producen en todo el mundo. Por eso, sin dudar en mostrar su respeto y admiración hacia algunos de sus compañeros que representan la música tradicional de Mali, de cuyas fuentes también ella ha bebido hasta saciarse,  su deseo es transmitir a partir de sus propias vivencias otra imagen de la realidad social y cultural de su país. Y lo cierto es que, a pesar de,  o quizá,  gracias a  su eclecticismo y a su alejamiento de los esencialismos,  Rokia Traoré ha conseguido convertirse en  un referente de la música de Mali,  además de en una artista comprometida en la denuncia de la situación de África.

Tchamantché significa en bambara el centro, el equilibrio;  equilibrio que Rokia considera imprescindible para superar la grave situación en que se encuentran los países africanos; equilibrio que implica, entre otras cosas,  conocer la propia historia, conjugar con sensatez tradiciones y modernidad, y aprender a desligarse de algunas ataduras sin substituirlas por nuevas esclavitudes.  Todos estos ingredientes aparecen de una u otra forma en las letras de sus canciones  animando a sus compatriotas a abrir los ojos y a asumir su compromiso con valentía y orgullo, a la vez que denuncia ante los países ricos en los que triunfa como artista, su responsabilidad por acción u omisión, ante la miseria y el sufrimiento de la población africana.

En lo musical, el nuevo disco se presenta como un cambio radical en su trayectoria,  acentuando el alejamiento del folk hacia ritmos más cercanos al blues, el jazz, el rock o el pop. Ciertamente, hay cambios perceptibles, entre ellos una nueva instrumentación en la que ya no está el sonido característico del balafon, se introducen la batería y el arpa clásica, los n’gonis se reducen al de su colaborador habitual Mamah Diabaté y ganan protagonismo las guitarras, destacando la Grestch que toca la propia Rokia, en cuyo sonido dice haberse inspirado para buscar su nuevo camino musical.  Es también  un disco más tranquilo que los anteriores, con nuevos matices y mayor desnudez en los acompañamientos musicales que  resultan más delicados y sutiles. Pero la verdad es que yo no he tenido ninguna sensación de ruptura al escucharlo. No importa si se acompaña de la kora y el balafon, o del arpa y la batería, ni si los ritmos se acercan más al blues occidental o al del desierto de Mali,  su magnífica voz de múltiples registros, su originalidad, y su buen gusto destacan como siempre y su propio estilo musical se impone por encima de los cambios.

En cualquier caso,  Tchamantché no es un disco de música tradicional de Mali, como tampoco lo fueron los tres anteriores,  pero es un precioso trabajo y no cabe la menor duda de que todas sus canciones están impregnadas por las raíces africanas y por la inmensa personalidad de la Traoré.

Entre las agradables sorpresas que nos ofrece el disco,  está el trío instrumental entre el n’goni, el arpa clásica y la voz de Rokia Traoré  interpretando Kounandi, una bonita canción en la que lanza un mensaje con buenas dosis de realismo, relativismo y sensatez:  «El carisma es un don del cielo, pero saber obtener lo que se quiere de la vida es una noción que se aprende aquí abajo. Al hilo de los acontecimientos se aprende el respeto: saber seguir y hacerse seguir, entender y hacerse entender».

También al final del cedé se esconde un regalo del que curiosamente no hay el menor indicio en sus créditos: al acabar la que en teoría es la última canción,  aparece una bonita versión de The Man I Love, el tema de Gershwin que hizo famoso Billie Holyday;  con ella Rokia expresa su reconocimiento  a Billie, como alguien que forma parte de su universo musical.

Después de todo esto no es difícil adivinar que esta mujer me tiene cautivada, es un gustazo escucharla y aún mejor asistir  a un concierto en directo.  El 17 de octubre estará en el Auditori de Barcelona en el marco del Festival Músiques del Món (en el que también actuará el 3 de octubre otro de mis favoritos: el kabilio Idir). Es una ocasión para quiénes no estéis muy lejos y os lo podáis permitir. Pero a falta de directo ahí está este disco,  si os gusta, vale la pena que indaguéis un poco en su pasado y os hagáis también  con sus otros tres trabajos; no os vais a arrepentir, os lo aseguro. Maria Zaloña




Escrito por: María Zaloña.2008/09/10 13:50:00 GMT+2
Etiquetas: rokia-traoré música discos mali | Permalink | Comentarios (4) | Referencias (1)

Comentarios

Hola.

Hace poco me regalaron a petición propia este disco y la verdad es que es excelente.
Creo que es un buen disco para todos aquellos que están empezando a descubrir la música africana.Con la dosis justa de música tradicional y "modernismo occidental".
Una voz maravillosa y cautivadora.
Por cierto,debe haber varias versiones de este disco porque no veo la canción oculta de Gershwin

Los créditos de este trae 9 canciones (la última es a ou ni sou) y 9 canciones son las que puedo escuchar.

Saludos

Escrito por: Lasher.2008/09/19 14:02:45.307000 GMT+2
http://www.guebon.net

Lasher, yo también pensaba que sólo había 9 canciones, pero al final te esperas un poquito y yo creo que te saldrá el tema de Gershwin.
Salud

Escrito por: María.2008/09/25 22:29:21.470000 GMT+2

Magnífico álbum. Me ha gustado mucho, espero poder ver alguna vez a Traore en directo.

Besos.

Escrito por: Francisco.2009/04/15 11:12:49.213000 GMT+2

Me parecen maravillosas las interpretaciones de esta mujer.Su voz,atrae,sus canciones son verdaderos himnos...tienen una fuerza,una intensidad indescriptible....Si,me pasa que necesito conocer,el significado de cada tema .pues ,me encantaria tener una idea ya que no se que dice cuando canta pues no entiendo,porque no conozco su idioma.Quisiera contar,si se puede,con una referencia...pero me resulta MARAVILLOSA!!!! Ademas,quisiera contar con todos sus discos....no me resulta simple adquirirlos en donde vivo.No los tienen. Agradeceria,infinitamente,alguna respuesta a mis inquietudes. Sin otro particular los saludo muy atentamente.....y bueno.....quedo a la espera.....

Escrito por: GRACIELA COVRE.2013/05/20 17:05:52.770000 GMT+2
.........................

Referencias

...Mas i Mas Festival de este año 2010, y lo hace con un concierto donde nos presentará la música de su más reciente trabajo discográfico, ”Tchamantché” (2008), como introducción al universo musical de Rokia Traoré repasam...

Referenciado por: No solo Jazz » Blog Archive » Rokia Traoré, de Mali a Barcelona 2010/07/27 22:29:20.552000 GMT+2

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)