Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2021/05/02 12:00:00 GMT+2

Doce

A veces digo en bromas que las vascas y los vascos contamos por docenas, no por decenas. Bueno, pues el pasado 28 de abril se cumplieron doce años ya de la muerte de Javier.

El 28 de abril de 2009, cuando Ortiz falleció por parada cardiorrespiratoria, Ibarretxe vivía sus últimos días como lehendakari, porque a los pocos día tomó el relevo Patxi López. A finales de 2012, fue Urkullu quien se asentó en Ajuria-Enea. Y ahí sigue.

Este día 4, en dos días, hay elecciones para la presidencia de la Comunidad de Madrid. Entonces estaba Aguirre al mando y luego vinieron González, Cifuentes, Garrido, Rollán y Ayuso. Algunos fueron meros interinos en el cargo.

Camps era el presidente de la Generalitat valenciana. Vino luego Fabra y ahora está Puig.

En La Moncloa Zapatero. Esperaba al quite Rajoy y Sánchez asumió luego la vara de mando.

Obama había sido nombrado presidente de los EE.UU. Tras él vino el tsunami (hace unos años diríamos vendaval, tormenta o algo parecido) Trump a comienzos de 2017 y ahora vuelva a estar un representante del Partido Demócrata, Biden, en la Casa Blanca.

Podría seguir mirando quién estaba dónde en la política, pero lo dejo aquí repasando los lugares por donde pastaba Ortiz y el trono de Occidente.

Y hablando de pastos.

El fútbol también se juega en el verde y Ortiz era realsocialista. La Real masculina estaba en Segunda División española, a punto de que se cumpliera el primer centenario de la entidad. Aperribai había sido elegido presidente unos meses antes y el equipo estaba a punto de subir a Primera (a primeras, como diría la Zaloña). Lillo, Lasarte, Montanier, Arrasate, Santana (interino), Moyes, Eusebio, Imanol, Garitano (Asier) y nuevamente Imanol. Hace un mes ha ganado la Copa del Rey.

El equipo femenino ya estaba en Primera. Su entrenador por aquel entonces era Garmendia y luego vinieron Etxabe, Gazpio, San Miguel, Arregi, Arconada y Arroyo.

Abro paréntesis. Publicidad. Acaba de editarse Gogoan dut de Aritz Galarraga. Gogoan dut en euskera significa Recuerdo. Cierro paréntesis y el apartado publicitario.

Recuerdo que la Real ganó la Copa de la Reina el 11 de mayo de 2019 (han levantado la Copa de Euskal Herria en tres ocasiones estos doce años). 2-1 frente al Atlético Madrid con goles de Nahikari Garcia y Kiana Palacios. Abro nuevamente el apartado publicitario. Lo recuerdo porque la víspera habíamos presentado en Donostia la antología de columnas de Ortiz y ese mismo día habíamos tenido una jornada sobre (y contra) la tortura en el Centro Cultural Egia. Cierro otra vez el apartado publicitario. Por eso sé muy bien dónde estaba.

Recuerdo que vi el gol de Nahikari en un bar de Egia y me fijé en la actitud de la portera Quiñones, de Hondarribia. Le dije a alguien, seguramente lo barrunté y no salió de mí, que esa portera no encajaría otro gol más ese día, porque tenía a su familia, amigas, amigos y su pueblo dentro de la portería. Así sucedió, pero no pasa siempre.

Me/nos ha venido mucho a la cabeza qué escribiría Ortiz en estos tiempos tan calamitosos.

No lo sabemos y, lamentablemente, no lo sabremos jamás.

Me conformo con no olvidar sus textos, no olvidar su figura.

Besos para quienes se lo merecen. Sí, queda un poco así, pero daros por besados.

Más publicidad. Llévame a casa, de Jesús Carrasco. Duele y reconforta.

Hamabi, lerro hauek euskaraz.

Escrito por: iturri.2021/05/02 12:00:00 GMT+2
Etiquetas: jor realsocialismo rodrigo_cuevas | Permalink | Comentarios (2) | Referencias (0)

Comentarios

Tras resucitar de entre los muertos (y nada vinculado con el Lázaro religioso), un poco después del 28 de abril del año 2009 conocí a través de un gran amigo la muerte de Javier Ortiz. Por un lado, no me supuso un palo porque recién salido del hospital seguía inerte entre los que me rodeaban. Sin embargo, por otro lado, unos meses más tarde, sentí un gran dolor al pensar que uno de mis referentes presentes en mi acontecer desde mi juventud había desaparecido. Bueno, desaparecido físicamente pero no intelectualmente. Su obra sigue viva y considero que esta es un testimonio necesario para la comprensión del proceso histórico de la actual "democracia" en su pasado contemporáneo reciente; ¿que parece exagerado?, bueno, las fuentes históricas que se consultan para reconstruir épocas o periodos pasados son también las periodísticas, y Ortiz aportaba una crítica muy valiosa para comprender muchos designios políticos de este país e incluso del mundo en el que vivimos.

No, no podemos olvidarlo, al menos por mi parte.

¡Charo, Ane, un afectuoso abrazo desde el sur!

¡Un abrazo, Iturri!

¡Viva Javier Ortiz!

¡Larga vida a su obra!

Escrito por: José.2021/05/02 17:41:26.145680 GMT+2

¡Viva!

Muchas gracias, José.

No sabía que tú también pasaste una mala racha por aquel entonces. Me alegro de que te recuperaras.

Escrito por: Iturri .2021/05/02 22:09:15.906822 GMT+2

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)