Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2014/04/10 09:00:00 GMT+2

De Oyarzun a Oiartzun

Esta semana se está celebrando en el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián la duodécima edición del Festival de Cine y Derechos Humanos. El martes al atardecer se proyectó la película del realizador oiartzuarra Ander Iriarte Echevarriatik Etxeberriara, la crónica de un pueblo en el que la izquierda abertzale es mayoría: 1975-2014.

Cuando ETA dijo adiós a las armas escribí en el apunte AmaiETA que mi primer recuerdo de the organization fue el atentado contra el alcalde de Oiartzun, Antonio Echevarria, el 24 de noviembre de 1975. Era un crío de 7 años y no era consciente de lo que aquello significaba. Si no me equivoco, fue la primera acción de ETA tras la muerte del dictador Franco. Aquel atentado supuso tal conmoción que sirve para dar nombre a la primera película de Iriarte, aunque luego apenas aparezca en el documental.

¿Por qué? Porque son abertzales e izquierdistas de esta localidad guipuzcoana las personas que desfilan delante de la cámara, exceptuando los profesores Joseba Zulaika y Ludger Mees. El segundo Etxeberria es Rufi, histórico dirigente de la izquierda abertzale. Pero a mí me resulta mucho más interesante lo que cuentan personas menos conocidas.

Ixiar Galardi ingresó en prisión cuando tenía 19 años, en 1982, y salió de la cárcel tras cumplir 20 años de condena (su historia aparece, indirectamente, aquí Pareak bai, aunque si no sabes euskera igual tendrás que leerte este otro, Las razones de Itziar, escrito durante la tregua de 1998). Al comienzo del documental aparece muy segura, dura en muchos momentos, pero a medida que su nivel de exposición ante la cámara aumenta, habla del sufrimiento causado, del sufrimiento padecido en carne propia y por la gente más cercana. ¿Para qué ha servido todo ese dolor? ¿Por qué se acepta ahora la legislación española? ¿Por qué  no se dieron esos pasos mucho antes?

Ixiar cuenta que dejó de saludar a Joseba Errekalde, amigo de la infancia, cuando este fue elegido concejal por Aralar (creo que en aquel momento la izquierda abertzale tradicional estaba ilegalizada).

Mitxelena, exconcejal de EA, cuenta que le pusieron un gato negro delante de la puerta de casa. Dice que no conoce a nadie que haya sobrevivido a ese aviso en el pueblo (se lo pusieron al alcalde Echevarria y a otro concejal que también mataron). Está dispuesto a aparcar (no a olvidar) aquellos años y a mirar para adelante.

Abro paréntesis. No aparece en el documental, pero me ha venido a la cabeza el nombre de Xanet Arozena. Durante la década de los 90, además de ser músico en Egan, era concejal de EA en Oiartzun. Tuvo que dimitir en 1996 ante el boicot que sufrió el grupo. Cierro paréntesis.

Ander es hijo de Bikila y Bikila aparece en la peli. Este veterano activista tiene muchas cosas que contar, pero o no ha querido contarlas él o no ha sabido su hijo sacarlas.

Lide ha sido la hija de Martiarena durante mucho tiempo. Durante otro mucho, fue la pareja de un preso. Pero Lide Martiarena ha tratado de ser ella misma por encima de todo. Ahora ha dado la cara ante la prensa y ante el público en la proyección, a pesar de que ella no quería. Pero es necesario que gente con su capacidad de empatizar hable y dé la cara.

No hay gente joven en el documental. Solamente se escucha la voz de una persona que relata cómo fue torturada.

Chema Herzog, el concejal del PP de Errenteria, acudió a la proyección y el director se lo agradeció en el posterior coloquio. Creo que Herzog acudió acompañado de su hijo y tiene mérito que vaya a ver un film sobre la izquierda abertzale. Ander nos recordó que nos parece muy bien que voces como la suya se escuchen en el PP, pero añadió que voces diferentes y diversas son necesarias en todos los sitios.

Hay periódicos que han recogido la pregunta que Iriarte le lanza a la actual alcaldesa. Es decir, si algún día veremos una placa en recuerdo de Antonio Echevarria en el pueblo. Responde que sí Aiora Perez de San Roman, que es necesario reconocer todos los sufrimientos. He leído también comentarios que hablan de que el trabajo es solo de una parte y que recoge una izquierda abertzale muy diversa. Esas dos son las razones que precisamente lo hacen interesante. ¿Demasiado largo? Bueno. ¿Imperfecto? Normal, es su primer trabajo serio.

Un amigo, Joserra Senperena, me comentó que tenía la frescura de Asier ETA biok. Quizás obedece a los años que el director ha pasado fuera de su pueblo natal.

Esperemos que en Oiartzun la película sirva para soltar lenguas y cinturas.

Oyarzundik Oiartzunera, apunte hau euskaraz

Escrito por: iturri.2014/04/10 09:00:00 GMT+2
Etiquetas: ander_iriarte cine euskal_herria euskal_aberia | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)