Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2010/02/28 07:00:00 GMT+1

Asel Luzarraga está bajo arresto domiciliario

A comienzos del mes de enero escribí sobre la detención del escritor y músico vasco Asel Luzarraga en Chile. Escribí que olía a montaje y me mantengo en lo que dije. Gracias al movimiento habido (sobre todo a través de la web aselaskatu.org) parece que se está consiguiendo desmontar la acusación y Asel está ahora bajo arresto domiciliario a la espera de juicio. Puedes escuchar la entrevista, vía skype, que le hicieron el otro día Patxi Gaztelumendi y Jabi Zabala en irratia.com (enlace en euskera). Os dejo con la traducción de la entrevista de Maite Asensio publicada ayer sábado en el diario Berria.

La foto se la he pillado a Todos nuestros muertos.

Asel Luzarraga: "Las acusaciones contra mí no tienen fundamento y contienen muchos errores"

El escritor y músico vasco Asel Luzarraga (Bilbao, 1971) está «con las pilas cargadas» desde que hace dos semanas el Juzgado de Garantía chileno le impuso el arresto domiciliario. Bajo la acusación de estar relacionado con la comisión de cuatro atentados y de tenencia de material para la fabricación de explosivos, fue detenido la pasada Nochevieja y desde entonces ha pasado momentos difíciles. Debido a los apoyos recibidos desde Euskal Herria, Argentina y Chile, dice que está «emocionado», tal y como ha reconocido a Berria en las respuestas a nuestras preguntas, enviadas por correo electrónico desde el Ayuntamiento de Padre de las Casas.

Maite Asensio: ¿Cómo fue el día en que se produjo la detención?

Asel Luzarraga: Raro, necesité mucho tiempo para entender lo que me pasaba. Cuando me dijeron que tenían la orden de registrar mi casa, con tanto policía armado, me asusté un poco, y no fue fácil estar con las esposas puestas, pero estaba tranquilo. Aunque preguntaba, no me aclaraban nada. Estaba convencido de que todo acabaría pronto. Cuando supe que estaba detenido, sentí que me metían en la película de otro.

Maite Asensio: La policía difundió que habían encontrado explosivos en tu casa. ¿Qué fue lo que encontraron?

Asel Luzarraga: Mientras yo estaba en casa, nada. A la pregunta del porqué de mi detención, me dijeron que era por lo que habían  «encontrado» allí. Pero no me enseñaron nunca esas cosas. Es extraño, o significativo, no habérselo mostrado tampoco nunca a la prensa, en contra de lo habitual. Más tarde, he tenido la oportunidad de verlo en las fotografías del fiscal. Encima del armario de la habitación aparece una bolsa del supermercado con un extintor; es ridículo que el malhechor que esa misma noche dicen que había puesto una bomba dejara la siguiente a la vista de todo el mundo... Quien lo puso allí no guardó las apariencias.

Maite Asensio: ¿Ha sido un obstáculo la actitud del fiscal?

Asel Luzarraga: Todo esto no habría sido posible si el fiscal no tuviera ese ansia por encarcelarme, porque las pruebas para emitir la orden de registro también son ridículas. Han cogido los datos que les han interesado. Por ejemplo, cuando la bomba explotó, yo estaba en Euskal Herria. Con esos datos han hecho unas conexiones en las que es necesaria mucha imaginación, pero sólo han presentado aquéllas que pueden ser utilizadas en mi contra. Como las pruebas de detección de restos de pólvora tuvieron resultados negativos, no las mencionaron en el informe. Las irregularidades no tienen fin.

Maite Asensio: ¿Qué trabas ha tenido la defensa?

Asel Luzarraga: Los documentos que solicitó le fueron entregados en el último momento y tuvo muy poco tiempo para preparar el primer juicio. Aquel abogado (Julio Landaeta) cometió grandes errores, lo cual me perjudicó mucho; en algún momento he pensado que había algún interés oculto en ello. Pero cuando el abogado Jaime Madariaga se hizo cargo del caso, todo cambió. De todas formas, los obstáculos están ahí, porque todavía no le han dado las pruebas solicitadas. Saben que todas ellas me serán favorables y por eso lo retrasan.

Maite Asensio: Al principio te acusaron de haber infringido la Ley Antiterrorista. Luego, de haber quebrantado la Ley de Armas y Explosivos. Finalmente te han impuesto el arresto domiciliario. ¿Cómo has vivido toda esta evolución?

Asel Luzarraga: Al principio con rabia, porque no podía hablar a pesar de todas las mentiras que escuchaba. Cuando desaparecieron los cargos más graves, más tranquilo. Y ahora estoy con ganas de llegar hasta el final. Es ridículo cómo utilizan los argumentos: uno de los argumentos para pedir mi prisión fue que no sabían cómo me ganaba la vida y que no tenía raíces familiares aquí. Mis ingresos son públicos -están entre los documentos aportados para solicitar la visa de residencia en Chile-, pero no les interesaba que se supiera. Por otro lado, no aceptaban el enraizamiento familiar, pero la única razón para registrar la casa de Vane fue que era mi novia. Finalmente, cuando hemos probado mi pasado pacifista, se ha deshecho la imagen que han construido alrededor mío; así lo ha entendido el juez.

Maite Asensio: ¿Han querido acallar tus opiniones a favor de los derechos de los mapuches?

Asel Luzarraga: Desde que estoy aquí lo único que he hecho a favor de ese admirable pueblo ha sido escribir algunos artículos en mi blog (Nasmastarraren apunteak): dar mi humilde opinión sobre el conflicto desde el punto de vista anarquista y publicar algunas ideas para la resolución del conflicto. Parece que les ha debido hacer más daño del previsto, porque han utilizado como prueba contra mí uno de esos artículos. Imagínate qué grave era lo que había escrito: finalmente, Madariaga leyó dicho texto para utilizarlo en mi defensa.

Maite Asensio: ¿Te ha perjudicado que el caso tuviera repercusión internacional?

Asel Luzarraga: No creo; al contrario, me da que ha sido imprescindible. Hay mucha gente que sigue presa con denuncias inventadas; muchas veces, se ven obligados a reconocer actos que no han hecho. A mí también me sugirieron que si reconocía lo que no había hecho, saldría antes, pero he tenido claro que la verdad no claudicaría.

Maite Asensio: El hecho de que seas vasco, ¿ha tenido consecuencias en el proceso?

Asel Luzarraga: Clarísimamente. El subsecretario chileno dijo hace mucho que investigarían a los vascos que están en la Araucanía. Para muchos, ser vasco, anarquista o amigo de los mapuches te convierte en terrorista; y el extranjero, escritor o periodista es sospechoso. Yo aparecía en todas las ecuaciones.

Maite Asensio: ¿Has recibido el apoyo del Gobierno Vasco o del Gobierno de España?

Asel Luzarraga: Que yo sepa no. Sí me ha ayudado el Consulado español.

Maite Asensio: ¿Qué sabes de la investigación del fiscal?

Asel Luzarraga: Si no se alarga la fase de la investigación, deberá detallar los cargos contra mí el 6 de abril y hacer la acusación definitiva; entonces comenzará la fase de preparación del juicio. De todas maneras, el Gobierno firmó la orden de expulsión en enero, infringiendo la presunción de inocencia. Por tanto, sea inocente o culpable, si no frenamos ese decreto, me expulsarán.

Maite Asensio: ¿Qué esperas?

Asel Luzarraga: Probar quién puso lo que apareció en casa no va a resultar fácil, pero estoy plenamente convencido de que probaré mi inocencia. Las acusaciones no tienen fundamento y hay muchos errores. Lo más difícil será darle la vuelta a la orden de expulsión, porque el Estado puede decidir lo que le plazca. La participación de los organismos institucionales, la repercusión... pueden ser decisivos.

Escrito por: iturri.2010/02/28 07:00:00 GMT+1
Etiquetas: berria asel_luzarraga maite_asensio mapuche traducciones aselaskatu chile | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)