Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2008/05/06 06:00:00 GMT+2

La otra cara de Calvo-Sotelo

Los obituarios que se están dedicando a Leopoldo Calvo-Sotelo ponen el acento en algunos aspectos de su biografía, pero pasan de puntillas sobre otros que son también definitorios de su trayectoria política. Así, eluden recordar que fue procurador en las Cortes franquistas. Tampoco insisten en que, como ministro del Gobierno de Arias Navarro, fue corresponsable de actuaciones y decisiones graves, a veces luctuosas (aunque cabe suponer que, sentándose en aquel Consejo de Ministros personajes como Fraga, Suárez y Martín Villa, estaría más de oyente que otra cosa).

Se resalta que el intento golpista del 23-F se produjo en el momento en el que iba a votarse su candidatura a la Presidencia del Gobierno, una vez dimitido Suárez. Lo que no se menciona es que, meses después, promovió –de acuerdo con el PSOE, conviene recordarlo– la Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico (LOAPA), que fue claramente un intento de atender parte de las exigencias militares que estaban detrás de los afanes golpistas. La LOAPA limitaba considerablemente aspectos de los Estatutos de Autonomía que el sector más reaccionario del Ejército consideraba poco menos que separatistas. En 1983, ya con Felipe González en la Moncloa, el Tribunal Constitucional negó el carácter orgánico y armonizador de la LOAPA y declaró anticonstitucionales 14 de sus 38 artículos. Sabiendo lo dócil que era por aquel entonces el TC con el Gobierno del PSOE y el interés que éste tenía en no ver desautorizada una ley que consideraba propia, no es difícil hacerse idea de hasta qué punto era un engendro. Su parte más estrafalaria, desde el punto de vista jurídico, es que trataba de enmendar partes fundamentales de una ley de rango superior con otra de rango inferior. Pero peor era su significación política: cedía ante quienes veían en los estatutos vasco y catalán un intento de «desmembración de España».

Calvo-Sotelo fue también responsable del ingreso del Estado español en la OTAN, decisión que tomó sin consulta alguna, a sabiendas de la impopularidad de la medida. Sus defensores argumentan que lo hizo para favorecer que las Fuerzas Armadas españolas se fundieran con las de los estados occidentales, lo que las alejaría de cualquier veleidad golpista. Es una interpretación benévola imposible de refutar: las intenciones de cada cual son exclusivamente suyas. En todo caso, de lo que no hay duda es de que el finado Calvo-Sotelo era muy atlantista. O sea, que nos metió en un sitio que le gustaba. Aparte de eso, dudo que para entonces hubiera en España muchos altos responsables castrenses que no fueran ya conscientes, al margen de sus propias querencias ideológicas, de que cualquier intento de regreso a la dictadura estaba condenado de antemano al fracaso.

No tuve nunca ocasión de hablar con él. Mejor dicho: nunca estuve con él, porque lo de hablar es otra cosa. Me contó Xabier Arzalluz que se entrevistó con él en alguna ocasión durante el breve tiempo en el que ejerció de presidente de Gobierno, y que se desesperó ante su perfecto hermetismo hierático. No soltaba prenda. El entonces presidente del PNV dudaba de las razones de la incomunicabilidad del personaje: ¿era que no quería decir nada, que no tenía nada que decir, que no sabía qué decir, o qué?

De todos modos, hay un par de aspectos de la personalidad de Leopoldo Calvo-Sotelo que tampoco se están resaltando y que, bien mirados, a mí me parecen positivos. El primero es su carencia de eso que por aquí se suele llamar «carisma». Era cualquier cosa menos seductor. Estaba tan distante como cualquier otro dirigente político, pero él no lo disimulaba. Eso, en un mundo político en el que tienen tanto predicamento los vendedores de imagen, resultaba de agradecer.

Lo otro que merece la pena valorar de él es que, cuando se retiró, se retiró.

Escrito por: ortiz.2008/05/06 06:00:00 GMT+2
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (11) | Referencias (2)

Comentarios

A mi me da que fue miembro siempre de una casta privilegiada favorecida por el poder. Durante el franquismo fue presidente de Renfe. Se le ha llamado honesto, y seguramente lo fue, honesto en la reciprocidad de su amor para con el poder, que tan bien lo trató siempre, y al que siempre sirvió.

Escrito por: Luistxo.2008/05/06 08:55:55.890000 GMT+2
http://www.javierortiz.net/voz/egunkaria

Estimado Javier:

Una vez más gracias. Así es, fue un franquista y participó en las fechorías de esos gobernantes infames. Y así debe ser recordado, como lo has hecho.

Tienes que perdonarme que no me extienda más hablando de esas excremencias y sí sobre la Ofensiva del Tet. Sabes, estimado Javier (y no pretendo llenarme de mierda) que comparto casi siempre tus criterios, pero hay alguno sobre la Guerra del Vietnam que quisiera puntualizar.

Los EEUU de norteamérica del norte no sólo perdieron la guerra en USA, tambien la perdieron en el propio territorio vietnamita. Sí Javier, también perdieron la guerra en plena selva. Este tipo de guerras no son guerras convencionales tal como la I o II Guerra Mundial. Aquí no hay territorios que conquistar ni elementos que deportar, por lo que en realidad no se puede saber quién gana y quién pierde. Si utilizamos el parámetro de "contar muertos" es clarísimo que ganaron los criminales estadounidenses, y encima los muertos del Vietcom eran "chinos y pequeñitos y muy pobres". Por cada muerto estadounidense se dieron al menos 10 vietnamitas, pero salieron de allí a "ostias" destruyendo, como los nazis, muchos de sus equipos de combate.

La Ofensiva del Tet fue una de las dos veces que el General Giap y Ho Chi Min se enfrentaron en "campo abierto" a la brutalidad estadounidense. Y en mi opinión aunque las pérdias de combatientes vietnamitas fueron enormes salieron vencedores ya que comprendieron que se les podía ganar y que no había que utilizar, como San Ignacio, las prisas.

La mala noticia es, estimado Javier, que murieron muchos vietnamitas, mujeres, niños, ancianos, población civil indefensa, y que jamás los criminales fueron juzgados y muchos menos encarcelados.

Estos criminales del Pentágono sacaron consecuencias de su fracaso y por eso en las posteriores guerras en las que han participado han hecho grandes cambios que quizá en otra ocasión podríamos comentar. Y así estamos ahora.

Un abrazo

Escrito por: tomas.2008/05/06 09:23:21.986000 GMT+2

La noche del 27 de octubre de 1981, viendo la indecente información que TVE ofrecía de la primera sesión del debate parlamentario sobre la OTAN, oí decir al entonces presidente del gobierno, tratando de justificar su negativa a celebrar un referéndum consultivo sobre el tema, que no quería endosar a los ciudadanos una decisión tan importante y compleja; y no supe qué admirar más, si el deleznable concepto que Leopoldo Calvo Sotelo tenía de los espñoles o el hiperbólico que parecía tener de sí mismo o de su propia verdad sobre los interesesde los demás.

Salud y República.

Escrito por: Juan Luna Delgado.2008/05/06 11:18:29.760000 GMT+2

Con todo, y quizá con la excepción de Adolfo Suárez, creo que ha sido el personaje, en el mal sentido del término, más lúcido sobre sí mismo, o más cínico si se prefiere. Mientras que individuos como Felipe González o Aznar estaban totalmente imbuidos de una soberbia patológica y una desconexión de la realidad increíble, Calvo Sotelo parecía ser bastante consciente de lo que hacía desde una perspectiva más pragmática. También por ello me da la impresión (tal vez sea sólo eso) de ser alguien más inteligente, aunque puede ser simplemente el aforismo marxista (de Julius, no Karl) de "más vale permanecer callado y parecer imbéicl que abrir la boca y disipar las dudas definitivamente". En cierto modo, su cinismo me recuerda bastante al de Zapatero, pero Zapatero es infinitamente más torpe, claro que también influye la coyuntura. Zapatero en 1977 parecería alguien prudente (hay que joderse) y hasta sería alabado hoy...

Escrito por: Ego.2008/05/06 11:31:40.632000 GMT+2

"Su parte más estrafalaria (de la LOAPA) , desde el punto de vista jurídico, es que trataba de enmendar partes fundamentales de una ley de rango superior con otra de rango inferior."

Je, je, je, ¿a qué me recuerda eso?

 

Escrito por: Alberto Unapiedra.2008/05/06 12:24:43.843000 GMT+2

De acuerdo en casi todo lo dicho, pero también hay que tener en cuenta otras dos características, suyas, familiares:
1.- Es de procedencia gallega. Curiosamente, a pesar de la doctrina dominante desde el 98 o antes, España ha sido "vertebrada" por notables (nobles o no nobles) originarios de Galiza: Galiza madre de España? Tal vez sea más cierto que lo otro...
2.- Esa procedencia tiene puestos los huevos en diversas cestas: PP y PSOE... Detalle que contribuye a explicar el anterior...

Escrito por: Antonio Gil.2008/05/06 13:45:16.937000 GMT+2

Entre tanta zalamería necrófila, echaba de menos una voz que recordara, o hiciera saber a quien la edad no se lo permita, quién fue también Calvo-Sotelo.
Vuelve a ser Ortiz.

Escrito por: Nkeer.2008/05/06 15:46:7.907000 GMT+2

Como se suela decir en estos casos: gran profesional y mejor cadaver.

Escrito por: Sinceridad.2008/05/06 22:38:51.485000 GMT+2

Ortiz ya ha convertido en todo un género estas necrológicas poniendo a parir al finado, toda una originalidad cuando lo habitual es escuchar discursos bienpensantes, grandilocuentes y hagiográficos.

Yo creo que Calvo Sotelo era un hombre, sobre todo, gris.

Gracias, JOR

Escrito por: Óscar.2008/05/07 10:20:19.071000 GMT+2

Y ya que estamos de necrológicas, creo que el quitar la posibilidad de comentar la sección del dedo en la llaga de la página no ha producido el efecto deseado. En público no ha aumentado el número de comentarios (al menos no ha sumado todos los que se solían hacer aquí) y por otro lado a algunos nos produce incomodidad (como poco) tener que movernos entre dos aguas (incluso a veces no funciona la entrada de su comentario en publico).

Señor Ortiz ¿sería posible que volvieran los comentarios en toda la esta su/nuestra página (incluida el dedo en la llaga)? ¿sería posible revitalizar esta comunidad virtual (que ya ves qué bien responde a estos apuntes)?

¿alguien apoya mi propuesta?

Firmado: un lector y comprador de Público (pero cada cosa en su sitio)

Escrito por: que vuelvan los comentarios.2008/05/07 14:44:45.636000 GMT+2

Y ya que estamos de necrológicas, creo que el quitar la posibilidad de comentar la sección del dedo en la llaga de la página no ha producido el efecto deseado. En público no ha aumentado el número de comentarios (al menos no ha sumado todos los que se solían hacer aquí) y por otro lado a algunos nos produce incomodidad (como poco) tener que movernos entre dos aguas (incluso a veces no funciona la entrada de su comentario en publico).

Señor Ortiz ¿sería posible que volvieran los comentarios en toda la esta su/nuestra página (incluida el dedo en la llaga)? ¿sería posible revitalizar esta comunidad virtual (que ya ves qué bien responde a estos apuntes)?

¿alguien apoya mi propuesta?

Firmado: un lector y comprador de Público (pero cada cosa en su sitio)

Escrito por: que vuelvan los comentarios.2008/05/07 14:45:18.358000 GMT+2

Referencias

...magen, resultaba de agradecer. Lo otro que merece la pena valorar de él es que, cuando se retiró, se retiró. Javier Ortiz. La otra cara de Calvo-Sotelo. Apuntes del natural. 6 de mayo de 2008...

Referenciado por: La otra cara de Calvo-Sotelo - Desde Jamaica 2010/05/07 19:31:55.268000 GMT+2

...f="http://www.javierortiz.net/jor/apuntes/de-juana-y-el-ensanamiento">valente ( triste época a nosa, parafraseando a Dürrenmatt, cando a valentía non é máis &8211; nin menos- que Referenciado por: Ortiz | Bouzafria 2015/01/23 17:34:49.118162 GMT+1

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)