Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2008/06/18 05:00:00 GMT+2

Alberto y Elena

Estuvimos ayer comiendo con Alberto Piris y su mujer, Elena, que hicieron parada y fonda en Madrid de camino para Rusia y Ucrania.

Supongo que todos sabéis quién es Alberto Piris: general de artillería en la reserva, reputado analista de guerras y conflictos internacionales, políglota –habla y escribe algo así como seis o siete idiomas, incluido el ruso– y, desde hace ya muchísimos años, hombre de profundas convicciones pacifistas.

Lo que no tenéis por qué saber de él, y por eso lo digo, es que, además, es una persona extremadamente educada y muy cariñosa, amante de la buena música y de la buena literatura… y una joya como amigo.

Hace tiempo que bromeamos entre nosotros sobre lo curioso que resulta que un militar procedente de las Fuerzas Armadas del franquismo –de cuyo mando fue disintiendo cada vez más, hasta la disensión ideológica y política total– y alguien como yo, que me inicié haciendo panfletos para la izquierda radical vasca, llegáramos con los años a coincidir en tantas opiniones y en tantas críticas.

Nuestra amistad debe de haber sobrepasado ya las dos décadas.

Ayer descubrimos otra coincidencia más. Nos dijo con su divertida socarronería: “Lo que más odio de viajar… es viajar”. Y le entendí al instante, porque a mí me pasa lo mismo. No tendría ningún inconveniente –más bien todo lo contrario– en pasear mañana por las calles de Kiev, como harán Elena y él, pero la idea de hacer las maletas, ir al aeropuerto, facturarlas, pasarme horas en un avión con las piernas encogidas (y eso que los dos somos bajitos), ir a un hotel, inscribirme, enterarme de cómo funciona, deshacer las maletas, etc., etc., se me hace también de lo más cuesta arriba. “¡Ah, si fuera posible chasquear los dedos y estar ya en el destino! Sería fantástico, ¿verdad?”, comentamos.

Es la principal razón por la que yo hago tan poco turismo. Pero no la única. La otra, también importante, es que cuando salgo de viaje no puedo llevármelo todo, y cada vez dependo más de mis cosas: mis ordenadores, mis equipos de música, mi discoteca, mis diccionarios, mis libros de referencia, mis parabólicas… “Mis”, “mis”, “mis”: a fuerza de tener cosas, llego a dudar si no será que las cosas me tienen a mí.

Alberto es mucho más sobrio que yo, pero me da que también él tiene ritos y objetos auxiliares de los que le cuesta un montón separarse. Me consta, por ejemplo, que no le hace ninguna gracia prescindir de su baño matinal en la playa, cerca de su casa, en la isla de Gran Canaria. Todos los días van Elena y él, antes de que lleguen los turistas, y nadan un rato bajo el tibio sol de la primera mañana. ¡Cómo no echar de menos algo así!

En esta vida hay tesoros impagables. Uno, y principal, son los amigos. Por fortuna, nosotros tenemos bastantes: buena gente que va dignificando la Tierra.

Elena y Alberto son dos de ellos.

Cada vez que los veo recupero algo de fe en la raza humana.

Escrito por: ortiz.2008/06/18 05:00:00 GMT+2
Etiquetas: | Permalink | Comentarios (9) | Referencias (0)

Comentarios

Javier:

Acabo de regresar de un viaje de quince dias por Europa y me en- cuentro agotado.

Además de esas cosas que hecho en falta como tú, no soporto las vejaciones a las que tienes que someterte en los controles de seguridad. En el Aeropuerto de Constanza  han superado las maneras de hacer los controles en el resto de Europa.

He decido no volver a viajar en avión.

Un abrazo.

Antonio

 

Escrito por: Antonio Marti Moral.2008/06/18 07:56:22.731000 GMT+2

Dichosos los que tienen como preocupación lo "duro" que resulta viajar. Mis problemas son más mundanos: no tengo medios para viajar. Supongo que debo sentirme afortunado por no tener que sufrir los inconvenientes de "engorrosos" viajes. Yo lo que más odio de viajar no es viajar como el amigo de Javier. Yo lo que más odio de viajar es no viajar.

Siempre ha habido clases, y las pudientes suelen disfrutar exponiendo sus "desdichas" que irónicamente coincide con lo que serían bendiciones para los no pudientes. ¡Quién pudiera estar esperando dos horas a subir a un avión con dirección a Kiev...!

Escrito por: Dima Bilan.2008/06/18 13:15:54.496000 GMT+2

"hacer las maletas, ir al aeropuerto, facturarlas, pasarme horas en un avión con las piernas encogidas (y eso que los dos somos bajitos), ir a un hotel, inscribirme, enterarme de cómo funciona, deshacer las maletas"

Entre el ratito de las piernas encogidas (circulan por ahí unas tablas de ejercicios para pasajeros de avión, muy recomendables para prevenir problemas circulatorios) y la llegada al hotel se ha olvidado el Sr. Ortiz de lo más gordo de todo: pasar los controles de los aeropuertos, que en Rusia en concreto son cosa fina. Espero que el Sr. Piris sepa utilizar toda su estrategia para salir con bien del trance.

Antonio, hay que tomar el tema con calma (Suiza también es famosa mundialmente en ese aspecto: conozco anécdotas impresionantes) y no dejar por eso de viajar, aunque haya que pasar por tantos aros. Por cierto, que podría ser un negociazo fabricar vestuario ad hoc para transitar por aeropuertos: pantalones de cintura ajustable, que no requieran cinturón; calzado elástico sin cordones; bolsas para llevar metidos móviles, llaves y monedas; en suma, un equipamiento para no tener que perder tanto tiempo y estresarte tanto cada vez que pasas por un control. Lanzo la idea. (Ah, se me olvidaban sujetadores en los que los aros no sean metálicos).

Dima, por supuesto que es duro que la falta de dinero te impida viajar (la falta de dinero es dura a todos los niveles), pero piensa que mucho peor es que la falta de dinero te obligue a viajar, como les pasa a tantos miles de personas que se juegan la vida o la libertad emigrando a otros países. No seamos más negativos de lo necesario.

Escrito por: Fermín.2008/06/18 16:45:59.115000 GMT+2

Aún recuerdo los excelentísimos análisis de Alberto Peris en el desaparecido diario "El independiente": Eran muy buenos. ¿Se animaría a elaborarlos en, pongamos por acaso, "Público"?

Escrito por: esteve.2008/06/18 16:49:54.921000 GMT+2

Esteve: Alberto Piris colabora con La Estrella Digital. No se bien con qué periodicidad (si es semanal o quincenal) pero es un buen motivo (probablemente el único) por el que darse una vuelta por esa web.

Escrito por: Salva.2008/06/18 17:46:48.925000 GMT+2

El amistoso y amable comentario de Javier, que solo puedo agradecer sinceramente, requiere un ampliación informativa a requerimiento de Salva y Esteve.

Efectivamente, colaboro con Estrella Digital, con una columnita todos los martes, en el sentido que ya utilizaba en el viejo Independiente, aunque cualquiera que conozca ambos medios deducirá fácilmente que la línea de esas publicaciones no es la misma.

De todos modos, disponer de una ventana, aunque no sea de papel sino electrónica, donde poder expresarme libremente, es algo que he de agradecer al "Primer diario digital en español", tal como se anuncia La Estrella Digital, que muy generosamente me pone a su disposición el espacio necesario.

Con un saludo cordial a todos los lectores que apreciamos el trabajo incesante de Javier Ortiz y sus agudos y acertados comentarios.

Escrito por: Alberto Piris.2008/06/30 14:17:46.948000 GMT+2

Javier, mi más sincero agradecimiento porque gracias a tu blog, acabo de leer quizás su más reciente escrito en internet, hace muchos inviernos, que no tengo el placer de verlo, en realidad solo coincidi con él, los inviernos de 1976 y 1977, pero es de esas personas que dejan huella. Estabamos en la Escuela Militar de Montaña de Jaca,  nacia practicamente la Unidad de Automoviles, nuestro capitan era y es Piris La Espada. Cuanto nos ayudó en aquella cosa llamada mili, aprendi mucho con el, seguro que alguien con tan buena memoria aún recuerda como al principio no teniamos ni barracon, como nos las ingeniamos para que la compañia pasara su primer mes al cargo de la cocina de la escuela, y como conseguiamos las ruedas para los vehiculos en Casillas, Zaragoza, jajaja....bueno yo solo era un " escribiente" gallego . Aunque lo sigo a traves de sus multiples , trabajos  escritos, hoy se me han saltado las lagrimas al leerlo, me debo estar haciendo viejo, transmitale por favor, mi admiración y sobre todo mi gratitud. Con todo el respeto es un tipo especial. Gracias

Escrito por: Antonio J. Román.2008/07/18 01:28:10.513000 GMT+2

Hola¡¡ Soy Bárbara Piris, hija de D. Enrique Piris Laespada, hermano de Alberto Piris. Al abrir esta pagina he leido comentarios hechos hacia mi tío muy agradables pero uno de ellos habla de la Escuela Militar de Montaña en Jaca. Soló quiero decir, que era mi padre Enrique y hermano de Alberto Piris el que estuvo en la Unidad de Automoviles y también hizo varios cursos de montaña, guerrillero, esquiador, etc. Un saludo

Escrito por: Bárbara Piris.2011/11/02 12:56:3.684000 GMT+1

Para Barbara Piris, correcto, en Jaca mi Capitan en Automoviles era D. Enrique Piris Laespada, hablo de 1974-1975. Yo era el Cabo de Automoviles y la persona de confianza del Capitan Piris Laespada. Estupenda persona el Capitan, pues cada vez que salimos con los vehiculos militares, fuera la hora fuese que llegasemos al Cuartel, tenia que llamar al Capitan Piris a su domicilio para comunicarle si todo habia ido bien. Tengo muy buenos recuerdos de su padre, Sra. Barbara. Me ayudo mucho y pude pasar un mili muy amena. Soy la persona que pinto en las paredes de cocheras todas las señales de trafico.. Espero que el Sr. Enrique Piris laespada se encuentre bien. Un saludo.

Escrito por: Jaime Mas Darne.2013/08/05 21:19:11.644000 GMT+2

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)