Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2008/03/21 01:05:33.382000 GMT+1

Parejas de techo

Nunca se publicó el Proyecto de Ley de Parejas de Techo, que parece ser se estaba elaborando antes del Revolcón de 2017. Entrada la segunda década del siglo, el que empezó siendo llamado 'problema de la vivienda' había hecho ya tal metástasis que los ministerios de Fomento y de Asuntos Sociales se fundieron con el de Vivienda en una macro-cartera que se bautizó como Ministerio de Cemento y Ajustes Nominales. El Gobierno de la república ladrillera española destinaba ya a ello la mitad del  presupuesto y así  mantenía  los planes a medio y largo plazo contratados con los excelentes y excedentarios Señores del Ladrillo, conocidos mundialmente como los spanish bricklords.

A fines de 2007 se había iniciado una dinámica al alza de subvenciones y ayudas inflacionistas que nunca se pudo ni se quiso frenar. Para evitar el colapso del sistema financiero de la construcción -del que dependían todos los palcos, palacios y palacetes del estado- se empezó a compensar las escuálidas nóminas de los asalariados que tenían que aguantar rentas de alquiler o hipotecas, y ambas siguieron desbocadas creciendo y creciendo tanto como esas 'ayudas' lineales y desgravaciones empujaban.

Claro que al cabo de pocos años no quedaba ya casi nada por privatizar en el campo de la sanidad y de la educación, que al mismo tiempo involucionaron neoliberal y salvajemente y pasaron de ser considerados derechos a ser puritito negocio cuando no directamente privilegio de pocos, siguiendo la estela de lo que había pasado con la vivienda.

Todo esto se llevó por delante lo que se entendía por familia tradicional. En las casas se amontonaban las generaciones, con abuelos canguros de nietos y nietos asistentes de abuelos. Los pisos solo podían adquirirse en comandita, pero no ya en pareja de nóminas, sino hasta en tríos, cuartetos, quintetos, etc. La Conferencia Episcopal tenía difícil aquello de oponerse a las uniones civiles antes tenidas por raras pues el paisaje general era ya directamente el de la vida en comuna. Así pues, la Ley de Parejas de Techo, que iba a regular el hecho de que los registros matrimoniales fueran un nuevo producto bancario ligado a la tenencia de llaves, no llegó ni a darse.

En el 2017, cien años después de la bolchevique de allí, lo que se dió aquí fue el Revolcón y los que saltaron esta vez fueron los tabiques. No se pudo contener a las masas, ni a los mazos ni a las palancas ni a las cizallas. Los pisos vacíos entonces ya superaban en número a los habitados, y no hubo policía suficiente cuando el primer lunes de octubre, coincidiendo con el día mundial del inquilino, millones y millones de personas en la península se convirtieron en okupas por imperativo habitacional.


Escrito por: pakua.2008/03/21 01:05:33.382000 GMT+1
Etiquetas: vivienda sci-fi distopía sexo familia nunca-publicado | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)