Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2007/09/12 18:46:14.088000 GMT+2

Il dolce far niente

Matías Marinero, escritor, en 'Opera Prima', intenta una y otra vez empezar y acabar el capítulo sexto de su novela --cuando lo acabe podrá entregarla al editor y así ganará un dinero, pues se trata de un best-seller. En un momento dado, escribe, empezándolo en borrador...
Nada tenía sentido.
Y curiosamente, la frase tiene dos.
Sentidos, digo.
Tenía sentido ese nada, pues. Si se toma como sujeto y no como adverbio, quiero decir. Y es que... nada, algo, poco, mucho, todo... ¿qué más dará?
Mañana será otro día y pasado mañana otro más.
Ese sí que es el sentido, pues hacia adelante es la única dirección que debemos permitirnos. Aunque, por suerte, también podemos quedarnos quietos, quedos, como en stand by. A veces es dulce la pausa. La vagancia. Por inútil que sea, de vez en cuando es sano perder el tiempo y perderlo despreocupadamente.

O al menos eso me conviene creer, al darme cuenta de que este verano, hacer, lo que se dice hacer, poco he hecho --aparte, sí, de transitar, retozar o relinchar con el alias de Caballo Poco en un hotel de lujo virtual, de nombre NSSME-- y casi nada de lo que pensaba que debía hacer.



Hay 'nadas', divagaciones y charlas de café, paseos sin destino ni objetivo, inactividades si son vistas desde el activismo, que resultan dulces en su balance total. Aquello de il dolce far niente. Y aquello de tomarse la vida con la calma.

Aunque queda, siempre, enfrente, pendiente, la utopía por hacer y la casa por barrer.

Decía el poeta y yo tengo que aplicármelo mientras me desperezo...
   'Yo no prometo nada, solamente camino'.

Escrito por: pakua.2007/09/12 18:46:14.088000 GMT+2
Etiquetas: palabras nada sentido caballo-poco nssme | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)