Inicio | Textos de Ortiz | Voces amigas

2009/03/27 03:00:29.345000 GMT+1

Dos no se pelean si uno se chotea


Manifestación extraordinaria la de hoy. La prueba del nueve: sin mossos no hay violencia. Durante toda la semana los mass-media en Barcelona no paraban de repetir que la manifa de esta tarde era 'ilegal'. El chulopú del alcalde, Jordi Hereu, repitiendo que Las Ramblas son sagradas además de turísticas.Todo estaba enfocado a provocar.

Pues bien, dos no se pelean si uno no quiere. En vez de bajar por Pelai hacia Ramblas ha subido por Aribau, ha transcurrido por Diputació y la avenida Roma hasta Sants. Unas 10.000 personas (y no solo estudiantes) pacíficamente, casi sin banderas ni pancartas, enarbolando libros, tranquilamente, dando una lección de democracia real, dejando con un palmo de narices a los de la porra, el miedo y la cizaña. Y al final de todo parlamentos del que destaca uno de un miembro del SOC, andaluzísimo, que ha encandilado con su mensaje de unitarismo de los pueblos y los movimientos sociales y de fuerza social auténtica, sin siglas mediatizadoras.

Estoy más que contento y satisfecho con lo de hoy. Como prólogo de todo ello, estuve en la concentración de no menos de 200 personas ante la Bolsa para exigir la inmediata puesta en libertad de Enric Duran convocada por el Grup de suport y el colectivo Crisi. Silenciado un caso indignante, en que se mantiene preso sin fianza a quien no ha hecho nada oculto, ni ilícito, ni peligroso. Con un full monty rematado con una foto de las que la prensa -ni queriendo sus amos- puede evitar. Más que pacífica, ejemplar. En fin, y en resumen... el miércoles 18 Barcelona parecía Birmania. Hoy no lo hemos permitido. Se han tenido que quedar con las ganas. Y es que dos no se pelean si uno se chotea de quien solo sabe repartir palos.

Me parece que en LaRazón y ElMundo y ElPais se tendrán que conformar con resaltar cualquier pijada tipo 'y una furgoneta de guiris repartía cerveza a ritmo de música trance'. Tras buscar y esperar el morbo de más y peores cargas se encuentran con que los propios manifestantes han sido quienes han impedido que hubiera caras tapadas y buscapleitos. Y siendo 10.000, ni con infiltrados podía pararse la fuerza de la calle y de los vecinos. Y tanto Huguet como Saura como Hereu han tenido que oir lo que ya saben: que están donde están sin que la base social les obedezca por el hecho ser de izquierda nominal. Y que se rechazan sus malas maderas.

A peu plà i en pau.
A pie plano y en paz.

Recuerdo el poema de Martí i Pol...

Sólo perdura lo que edificamos con esfuerzo
y crece en el espíritu de los hombres y de los pueblos
hasta llegar a ser el ámbito donde resuena toda voz.
Así la paz, que se gana tenazmente cada día
por el deseo de quererla más que nada
y es el espejo que hace posibles todos los sueños.
Hablo de paz en paz, desde este tiempo que me toca
vivir y sufrir, desde mi altura
de hombre sencillo que cree que la paz es posible,
desde el amor profundo al pueblo y a la lengua
que me han hecho lo que soy y me guardan y me impulsan.
La tarde es un espacio de lentitudes perdidas
que se me duerme en los ojos plácida y claramente.
Desde este silencio proclamo la esperanza,
la paz no es un don ni una cumbre inalcanzable
sino la vuelta a empezar de muchas primaveras,
la voluntad y el riesgo de amar y de comprender.
Todo la vastedad de los años y su misterio
resuena en las palabras que escribo para que sirvan
de bandera y de escudo, de hito y de designio.
Más que con el eco estridente de timbales y trompetas
que señorea edades y vulnera silencios,
más que con todo el estrépito de los cantos victoriosos
que ahogan el lamento de los desvalidos y de los débiles,
y más que con el menosprecio grosero de los prepotentes
que se proclaman herederos de todas las riquezas,
sujetemos el ahora y el aquí, convencidos y solemnes,
con un anhelo de paz que encienda las miradas.
Pensemos en el futuro desde el ahora que estalla
dentro y fuera de todos, y hagamos con las palabras
un reducto de luz que preserve su fuerza.
Queramos la paz en paz, sin ninguna mezquindad,
porque en el orden del tiempo sólo crece y perdura
todo lo que edificamos con esfuerzo, y fecunda
la sangre y el espíritu de los hombres y los pueblos.

Miquel Martí i Pol
Título original: Paraules per la pau
Traducción: José María Valverde

Escrito por: pakua.2009/03/27 03:00:29.345000 GMT+1
Etiquetas: educación humor accion-global barcelona icv diferente movimientos-sociales erc enric-duran crisi | Permalink | Comentarios (0) | Referencias (0)

Comentar





Por favor responde a esta pregunta para añadir tu comentario
Color del caballo blanco de Santiago? (todo en minúsculas)